Desde tiempos remotos, se ha usado el color de la orina y las heces para detectar enfermedades, y en la actualidad aun se puede usar como referencia. Es por eso que en esta ocasión te ayudaremos a tener una idea sobre tu salud con sólo ver el color de tus desechos.

La orina y su color

El color natural de la orina debe ser color paja, según un estudio realizado por la Universidad de Newcastle. Si tiene un color muy claro significa que ingeriste más agua de la debida. El color amarillo oscuro quiere decir que estas deshidratado y debes tomar más agua.

Existe un tipo de pigmento natural llamado betalaína, el cual puede ocasionar una coloración inusual en el pipi y en el excremento.

Las remolachas, los arándanos y las moras son ejemplos de alimentos que contienen grandes cantidades de este pigmento, ocasionando que la orina tome un color rojizo o rosado. Así que si tú eres fan de alguno de estos alimentos no debes preocuparte por el cambio del color del pis.

Si comenzaste a orinar de color rojo desde hace algún tiempo, puede ser indicativo de que tienes alguna enfermedad como el cáncer de próstata o de vejiga o algún tipo de infección, debes visitar al médico lo antes posible.

En caso de que tome un color verdoso o azulado, no debes preocuparte ya que los colorantes o el metileno de los medicamentos son los causantes de esta reacción.

El color de las heces

El color normal de las heces va desde amarillo claro hasta café oscuro. Estas pueden tomar color verde por dos razones: por consumir alimentos con colorantes azules o verdes o porque los alimentos se desplazaron rápidamente por los intestinos ocasionando que la bilis y su color aun estén presentes.

A pesar de que el color amarillo es normal, si está acompañado por un olor desagradable y penetrante quiere decir que hay mala absorción de nutrientes. Otra señal de eso es la pérdida de peso tanto en niños como en adultos, por lo que se debe ir inmediatamente al médico para descartar parásitos intestinales, como el Giardia, o condiciones médicas, como la enfermedad celíaca.

Un color pálido del excremento está relacionado con la toma reciente de medicamentos anti-diarreicos o cuando los problemas estomacales comienzan a afectar órganos como el hígado, el intestino, el páncreas o a la vesícula biliar.

Si tu excremento es rojizo puede tratarse de un problema de sangrado en el intestino bajo o un problema extendido de hemorroides. Aunque si has estado comiendo alimentos con colorantes rojos quizá esa sea la respuesta. Y en el caso más alarmante, tomará un color negro que significa una hemorragia importante en el estómago o el intestino. Si tomas suplementos de hierro, el color negro de tus heces es normal.

Si comienzas a notar un cambio importante en la coloración de tus desechos, lo mejor es acudir con el médico para descartar problemas graves. Como puedes ver, la coloración de tu excremento puede ayudarte a identificar problemas de salud graves, así que de ahora en adelante toma más atención a eso.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR