Muchos se alarman al ver sangre al defecar y piensan que pueden ser víctimas de una enfermedad grave, como cáncer de colon.

Es importante que sepas que es más común de lo que se cree, y que la mayoría de las veces, estos síntomas son provocados por otros factores.

El director del Centro Médico Teknon en España, Fermín Mearín, explicó a la BBC cuales son las causas más frecuentes de estos padecimientos:

  • Hemorroides o fisura anal, éstas provocan la presencia de sangre luego de la deposición. “Este síntoma índica que la causa del sangrado se ubica en el ano o el recto”. Afirma Mearín. Las hemorroides pueden detectarse con una cuidadosa exploración anal, mediante una rectoscopia. La fisura anal, es un pequeño corte en el ano muy doloroso, el cual puede detectarse mediante una simple exploración. En estos casos la sangre es roja y brillante.
  • Inflamación intestinal: la enfermedad de Crohn o incluso la colitis ulcerosa pueden provocar estas inflamaciones.

Mearín afirma que: “En esta ocasión el dolor abdominal es acompañado de diarrea”. En esta oportunidad las heces suelen ser de color rojo oscuro.

Por otra parte, si las heces son de color negra y pegajosas, el sangrado podría estar produciéndose en el estómago. Para cerciorarse debería realzarse una gastroscopia, para descartar una úlcera en el estómago o duodeno.

En la mayoría de los casos, el sangrado no se relaciona directamente con una causa grave, aunque si la sangre es oscura y se mezcla con las heces, es muy probable que provenga del colon.

Por tal motivo es necesaria una colonoscopia para determinar si hay lesiones vasculares, pólipos en el colon, o bien, cáncer en esa zona.

Algunos países poseen programas de cribado de cáncer de colon, en dónde se examina a los habitantes que superen cierta edad.

Las hemorroides no son graves y solo en algunos casos requieren operación.
Las hemorroides no son graves y solo en algunos casos requieren operación.

Dichos programas, usan la detección de sangre para indicar el peligro de cáncer de colon.

En caso de detectar sangre en las heces del paciente, se lo vuelve a citar, con el fin de realizarle una nueva prueba.

“Generalmente las personas vienen con temor a la nueva consulta, aunque la mayoría de las veces poseen patologías benignas”, afirma Mearín.

Tener antecedentes de cáncer de colon en la familia o poseer más de 50 años suelen provocar que los médicos realicen una endoscopia, con el fin de analizar el estado del colon. Y aunque el tono de color en las heces sirve como guía, es necesario saber que hay alimentos que pueden condicionarlo.

En resumen, cabe remarcar, que en caso de detectar sangre al defecar es muy importante acudir al médico y así obtener un diagnóstico concreto.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR