Durante la última década no se han podido levantar las ventas de bebidas azucaradas como las de Coca-Cola. ¿Podría acercarse el fin de la popularidad de una de las bebidas azucaradas más emblemáticas del mundo?

Durante el mes pasado se celebraban 100 años de la patente de la botella original de Coca-Cola, la cual marcó el inicio de una serie de innovaciones en materia de embotellamiento.

Sin embargo, Coca-Cola no tiene muchos motivos para celebrar este año pues las ventas de las bebidas azucaradas llevan alrededor de una década sin mostrar señales de recuperación.

De acuerdo con CNN Expansion, en el tercer trimestre del año pasado, las ganancias netas del gigante de las bebidas azucaradas habían sido de US$2.100 millones, lo que representó un descenso del 14% con respecto al año inmediatamente anterior (2013), pero además la compañía había advertido que el 2015, no iba a ser un mejor año para la compañía.

Los esfuerzos del Gobierno estadounidense para mejorar la salud de sus habitantes incluyeron desincentivar el consumo de bebidas azucaradas. Gracias a esto, las ventas de estas bebidas, han estado disminuyendo durante nueve años consecutivos.

Lo anterior, va mucho más allá de ser una tendencia, sino más bien, un cambio fundamental en los hábitos de consumo de las personas.

Así lo indican, las ventas de bebidas azucaradas que en el 2013 en Estados Unidos, llegaron a sus niveles más bajos desde 1995, con un descenso en los ingresos de alrededor del 2% según lo informado por Beverage Digest. A su vez, hubo un crecimiento en las bebidas como el té, bebidas energizantes, y agua, pero sin compensar el desplome de las ventas de las bebidas azucaradas.

Desde hace 9 años las ventas de estas bebidas han descendido alrededor del mundo y el ritmo ha sido muy acelerado. La caída en los volúmenes de ventas del 2013, fue casi el doble de la caída registrada durante el 2012 en Estados Unidos, luego de que el consumo de estas bebidas se disparara entre 1960 y 1990.

De acuerdo con el New York Times, si bien el consumo de bebidas azucaradas era uno de los pilares de la cultura estadounidense, cada vez más de ellos dicen estar tratando activamente de evitar estas bebidas, disparando las ventas de agua embotellada.

En el agua es donde la industria ve el potencial del mercado pues, de acuerdo con las proyecciones de la industria, en la actualidad se encuentra en el camino de superar a las bebidas azucaradas como la bebida más consumida, en los próximos dos años.

¿Cómo han reaccionado las gigantes de las bebidas azucaradas?

Al ver el desplome en sus ventas por un periodo largo y sostenido, ahora las grandes compañías se concentran en la diversificación de sus portafolios, incluyendo el agua y sus variaciones.

El foco que le han dado las compañías ha sido alinearse con el nuevo prototipo de consumidor; a través de tés fríos, bebidas energizantes, y aguas saborizadas, las cuales de acuerdo al New York Times, aún son un segmento relativamente pequeño, pero que ha venido creciendo con rapidez.

Es tan grande el afán de mantener la participación de  mercado que por ejemplo, Coca-Cola, ha casi doblado la cantidad de productos que ofrece. En este año el portafolio de Coca-Cola incluye alrededor de 700 productos, desde 400 en el 2004.

Pero además, dentro de las estrategias de negocio se encuentra la reducción del tamaño de las botellas, en donde los consumidores pagarían más por cada onza.

De acuerdo con Business Insider, Coca- Cola, volvería a sus raíces, con el enfoque de sus tamaños de embotellamientos más pequeños, así como las minilatas. De esta manera, se reduciría la cantidad de calorías sin modificar la receta orginal.

Sin embargo, tanto Pepsi, como Coca-Cola ahondan esfuerzos para subirse a la tendencia de las bebidas más saludables haciéndolas parte de su portafolio de productos. De acuerdo con un vocero de Coca-Cola, “hoy en día, hay más de 1.000 opciones con niveles bajos o sin calorías, en el portafolio global de productos, representando más del 25% de las bebidas que se ofrecen en todo el mundo”. De las 20 marcas top, 18 ahora están disponibles sin calorías, o con bajos contenidos de estas”.

A mediados de noviembre, Coca-Cola, aseguró que el mercado ya no es el mismo desde que empezó y que buscará cambiar la imagen que todos tenemos en mente cuando se nos menciona Coca-Cola: bebidas azucaradas. La compañía está tratando de ser mucho más que un vendedor de bebidas poco saludables.

Es por esto, que para el próximo año se esperan lanzamientos de productos, muy alejados a los que hicieron famosa a Coca-Cola.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR