Si te gusta viajar o simplemente tienes que hacerlo por cuestiones laborales, seguramente has recurrido a un hotel, estos lugares de descanso y alivio son un paraíso para aquellos viajeros cansados que buscan refugio, pero muy en el fondo esconden algunos secretos sucios que hoy vas a conocer.

En la página web de preguntas y respuestas, Quora, se ha llevado una encuesta dirigida a los empleados de un hotel, la pregunta es simple “¿Cuáles son las cosas que jamás dirían a los huéspedes?, las respuestas han sorprendido a todos, aquí las generalizamos en algunos puntos.

1.- Tu habitación podría estar embrujada

No exactamente, pero si podría ser la escena de un deceso. Según Susan Deluzain Barry, quien tiene larga experiencia en el manejo de hoteles, casi todos los trabajadores de un hotel se han encontrado un cadáver, lo que nos lleva a pensar que al menos una persona ha muerto en cada habitación de un hotel.

La principal causa de fatalidades en los hoteles son los suicidios, pero en algunas ciudades, como Las Vegas, también hay una alta mortalidad por sobredosis.

2.- Seguridad inexistente

Aunque sea casi imposible de imaginar, un hotel es un lugar público, a diario cientos de personas van y vienen, por lo tanto, es imposible adivinar quién es realmente un huésped, incluso en hoteles con más reputación una persona con la suficiente confianza puede entrar por la puerta principal y llegar a cualquier lugar del edificio.

Por supuesto, en los comentarios se encuentran recomendaciones de seguridad como “nunca dejes tus cosas de valor en el cuarto de hotel porque en algunas ocasiones incluso son los mismos empleados quienes las roban”.

3.- Los edredones y las almohadas no se cambian

Contrario a lo que se podría pensar, un cuarto de hotel no siempre está 100% limpio, algunos empleados anónimos comentan que los edredones y almohadas nunca se cambian, solamente cuando las manchas son visibles.

En el caso de los edredones, aunque muchos los usan para taparse, no son para eso, son para cubrir la cama cuando nadie la está usando y no tienen otra función, por otro lado, las cabeceras si deberían ser cambiadas porque son usadas y muchas veces terminan en el suelo, no hay una justificación para dejarlas sin lavar.

4.- Los vasos nunca están limpios

Es común que en las habitaciones nos encontremos con vasos de cristal, según una persona que tiene varios hoteles a su cargo, estos vasos únicamente son lavados con el agua del propio lavabo de la habitación por lo que recomienda usar vasos de plástico o volver a lavar el vaso de vidrio para asegurarse que esté limpio.

¿Conoces algún otro secreto de los hoteles que quieras compartir? Con gusto te leeremos en los comentarios.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR