Una familia es como un engranaje complejo, con un equilibrio delicado. Si un miembro tiene un problema, los demás probablemente se vean afectados. Por eso, si buscas el bienestar y la felicidad de tu familia, te conviene tener una estrategia. Prueba poner en práctica estos seis hábitos saludables, que seguro harán una diferencia.

¿Cuál será su secreto para ser felices y saludables?

1.    Comida saludable al alcance. Los niños suelen elegir alimentos que les resultan familiares y están listos para ser consumidos. Para alentarlos a comer más frutas y vegetales, asegúrate de que los tengan a disposición, como se sugiere desde la Academia Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) Por ejemplo, prueba colocar zanahorias pequeñas en bolsas de fácil acceso en el refrigerador. Los niños seguro las elegirán, ¡y los adultos también! Recuerda que tienes el rol de guiar a tus pequeños para que hagan elecciones saludables al comer.

2.    Niños ‘patrulla’. Siguiendo con el tema de la alimentación saludable, habla con tus hijos sobre cuáles son los objetivos de tu familia al respecto. Luego, aliéntalos a llamarte la atención si no cumples con lo pautado, por ejemplo, si comes unas papas fritas antes de la cena. “A los niños les encanta sentirse poderosos”, explica el Dr. Oz en el sitio de la revista Health. Así, considerarán que son parte de la solución, en lugar de ser los únicos que deben seguir las reglas. Además, te ayudarán a poner cuidado en lo que comes, ¡todos ganan!

3.    20 por día. Esa es la cantidad de minutos que deberías destinar a hacer ejercicio, según el Dr. Oz. ¿La clave? Hacerlo en casa. Si vas a otro lugar, vas a necesitar más tiempo y es menos probable que lo hagas. En cambio, prueba reunir a tu familia para saltar la soga alternando con abdominales y flexiones. También, pueden salir a caminar o hacer un video de ejercicios.

4.    Hecho en casa. Volviendo a la comida sana, otra forma de lograr que los niños se entusiasmen con ella es tener una huerta en casa, criar gallinas o, inclusive, tener abejas que den miel. Así, además, sentirán gratitud por la comida que les sirvas y aprenderán el valor del esfuerzo, según el sitio Family Share.

5.    Un buen equilibrio. Si bien es importante que los pequeños participen de actividades estimulantes, sobrecargarlos demasiado puede resultar negativo, según la revista Parents. Por eso, es importante que haya momentos familiares destinados a actividades sin otro fin que el de disfrutar de la compañía mutua, explica Lisa Greenberg, psicóloga, en el sitio de la revista.

¿Qué pueden hacer? Hay muchas opciones: hornear un pastel o jugar juegos, por ejemplo. Esos momentos harían que construyas conexiones fuertes con tus niños que, a su vez, los ayudarían a ellos a tener éxito en otras áreas.

6.    Todos contribuyen. Ayudando a que la familia funcione bien, los niños desarrollan el sentido de la responsabilidad, según Parents. Busca formas originales y divertidas de involucrar a tus hijos con las tareas hogareñas.

Texto: Irina Kenigsberg

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR