Inicialmente el reptil subió por la parte de la parrilla del vehículo pero luego terminó llegando hasta el parabrisas. ¿Lograría meterse a la cabina del auto?

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR