Tasty breakfast of muesli, fresh milk and apples

Si estás a punto de salir de viaje, con un poco de anticipación puedes lograr que las horas de ruta se conviertan en parte de una aventura rica y, por qué no, saludable. Dedicándole un tiempo extra a los preparativos, puedes conseguir una variedad de alimentos ideales y evitar los carbohidratos -y la hinchazón- innecesarios de un chocolate o unas papas fritas compradas al paso. La lista incluye frutas, atún en forma de sándwich, mix de frutos secos e ideas para energizarte sin caer en el café.

Además de incluir en la canasta frutas frescas y fáciles de comer como bananas, manzanas, mandarinas y algún durazno no tan jugoso, anota estas ideas para tu próxima salida a la ruta:

Mix de frutos secos

Es una excelente forma de reemplazar las colaciones fritas, llenar un poquito el estómago y aportar nutrientes a tu familia. Junta en un tapper galletas de arroz partidas en pequeños pedazos, todos los cereales que encuentres a mano, desde copos de maíz a almohaditas rellenas con avellanas, nueces, castañas de cajú, almendras, pistachos y hasta frutas abrillantadas.

Divide el contenido en pequeñas bolsas para cada integrante del auto y sugiérelo como colación en lugar de caer en alimentos procesados adquiridos en las gasolinerías. Además de saciar, quitan la ansiedad: algo útil tanto en grandes como en niños.

Sándwich clásico vegetariano

Para la ruta, siempre conviene una opción vegetariana para evitar una digestión más complicada de lo que un viaje sobre ruedas puede tolerar. Unta las tapas con queso crema, añade unas fetas de cheddar, agrega tomates cortados en finas rodajas y el toque final: esparce unas hojas de albahaca natural cortada super fínita. Opcional: unas rodajas de huevo duro. Envuélvelo en una servilleta para conservar su humedad.

Sándwich de atún

Si bien es un poco más pesado que el anterior, siempre es mejor que una opción fast food: mezcla en un bol una lata de atún, mayonesa a gusto y huevo picado hasta que quede un preparado bien homogéneo. Deja reposar por media hora en la heladera y ya tienes listo tu relleno para los sándwiches. Unta el preparado en pan integral y también puedes agregar unas hojas de lechuga para más frescura.

Vegetales antioxidantes

Expertos en bienestar y en mantener el cuerpo bien hidratado por su alto contenido en agua, toma nota de los siguientes vegetales para matar el hambre a cualquier hora: zanahorias, pepinos, pimientos y tomates cherry. Son opciones fáciles y prácticas de pequeños bocados para pasar las horas en la ruta.

Limonada con jengibre

Combina el jugo de tres limones, hielo, menta, ralladura de jengibre y dos litros de agua en una licuadora y procésalo. Agrega azúcar (en lo posible mascabo) a gusto. Viértelo en un termo y evita con esta opción la tentación de consumir gaseosas, que aportarán hinchazón y pocos nutrientes. Otra buena forma de reemplazar los termos de café o las bebidas gaseosas son los tés fríos, como esta opción deté verde y naranja.

Además de estos snacks, para mantener el orden y la higiene en el auto recuerda siempre llevar alcohol en gel y toallas de cocina.

¿Qué sueles comer cuando estás en la ruta con tu familia?

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR