Luego de la crisis económica que vivió el mundo en el 2008 y 2009, muchos jóvenes estudiantes se sintieron estimulados a estudiar economía, esto para poder entender que era lo que había pasado en el mundo y como se podía evitar esto. En Reino Unido se vio un notable aumento en las matriculas de las escuelas de economía de las universidades nacionales. Lo cierto es que los jóvenes querían saber más, pero por desgracia no encontraron lo que buscaban.

Los jóvenes que comenzaron a estudiar, se percataron que los profesores se centraban en el estudio matemático y teórico de las cosas, dejando de lado otras ramas como la historia o los eventos que habían ocurrido en la actualidad. Muchos jóvenes sienten que la economía es una parte importante de la carrera, al igual que los conceptos básicos que se desarrollan en la materia, pero no ven justo que otras cosas como la historia no sean tomadas en consideración.

Los estudiantes querían saber más sobre la crisis actual, lo que había pasado en el 2008 y que se podía hacer para evitar una futura crisis. Los jóvenes también querían saber más sobre eventos pasados, sobre crisis y modelos económicos que no funcionaron o que tuvieron corto éxito, pero por desgracia, esto no era parte del plan académico de las escuelas de economía.

Son realmente útiles los títulos de economista

Esto condujo a que un grupo de estudiantes decidirán instruirse por cuente propia. Los jóvenes decidieron reunirse en una sociedad, que sería conocida como la sociedad de la economía post-crisis. Esta sociedad creada por estudiantes, que luego tendría el apoyo de varios educadores y profesionales de la economía, buscaba develar los eventos que llevaron a cabo para que ocurriera la crisis y nuevas formas de hacer que esta no ocurriera nuevamente. Esta sociedad ha estimulado el pensamiento único entre los estudiantes, y ha permitido desarrollar nuevas teorías o modelos económicos, que según los jóvenes pueden ser la clave para el desarrollo del mundo post-crisis.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC Mundo
COMPARTIR