Aunque un vehículo implica grandes costos desde el mismo momento en que se compra, también puede sacarle ventajas haciendo negocios como los que aquí le propone Finanzas Personales.

Cuando usted se decide finalmente por tener su propio carro, hay varias consideraciones previas que tiene que hacer: el presupuesto inicial, el pago de los seguros correspondientes, considerar las tarifas que de ahora en adelante se pagarán en impuestos y, finalmente, el mantenimiento y sostenimiento que exigirá durante los próximos años, sumado a la devaluación que el carro sufre año tras año, por el simple hecho de sacarlo de un concesionario.

Entre los consejos que los expertos dan para ser inteligente a la hora de comprar un carro, están: no comprar nuevo, procurar que no tenga una antigüedad mayor de 5 años, que tenga la garantía de un buen uso anterior y, por supuesto, no tomar créditos para lograrlo o por lo menos, créditos por no más de tres años.

Pero a veces la pasión y el afán por “querer estrenar” prima mucho más que el peso del bolsillo y termina comprando un auto nuevo. Igual, sea como se dé la situación, adquirir un vehículo representa tener un presupuesto adicional mensualmente para poder sostenerlo y, en la mayoría de casos, resulta bastante costoso si no se le da un buen uso.

Y más allá de los trucos para ahorrar y de cuidados preventivos que tenga, existen otras maneras en las que usted puede aprovechar su vehículo para obtener un dinero extra que, al menos, le ayude a ser “autosostenible”.

1. Una de las formas más comunes es que si usted es de quienes tiene su carro para usarlo solamente los fines de semana o en ciertos momentos para su trabajo y el resto de los días lo “deja quieto”, está perdiendo dinero. Actualmente existen varias opciones (y sí, en Colombia) en las que puede poner su carro en alquiler para que otras personas que sí lo necesitan, lo usen.

Las ganancias pueden variar dependiendo del modelo y de las condiciones y características de cada vehículo pero, por ejemplo, uno pequeño de cuatro personas y básico, puede cobrar cerca de $80 mil el día. ¿Dónde hacerlo? Existen páginas de clasificados, comunes y corrientes, hasta webs especializadas en las que puede publicar su vehículo y las condiciones en las que puede prestarlo.

2. Otra opción está relacionada con la publicidad. Algunas empresas buscan distintos espacios para poder pautar y llevar sus marcas a cualquier lugar. Entonces, puede convertirse en una oportunidad interesante para hacer un dinero extra que, al menos le ayude con el gasto de la gasolina. Claro, esto puede ser un poco más sencillo para los taxistas, que son algunos ejemplos de este caso.

Los costos varían dependiendo de la empresa y la cantidad de tiempo en la que permanezca dicha publicidad, eso sí, realmente son tarifas bajas pero que pueden resultarle útiles.

3. La tercera puede ser compartir su vehículo. Actualmente existe una gran variedad de aplicaciones que le permite ponerse en contacto con otras personas para hacer viajes o recorridos dentro y fuera de la ciudad. El negocio está en que usted dice hacia dónde se va a dirigir y las personas que les puede servir ese recorrido se “apuntan” para irse con usted. A cambio, usted puede cobrar algunas tarifas. En Colombia, los ejemplos son UberX, Fuímonos y Tripda.

4. Hacer transportes o acarreos es una última opción que puede ser bastante aprovechada por los propietarios de vehículos grandes. Nuevamente, esto lo puede lograr con la publicación de un clasificado en el que establezca los horarios, las condiciones y el tiempo que podría tardar. Incluso, esta es una opción muy rentable y solicitada por pequeñas y medianas empresas a las que muchas veces se les presenta situaciones inmediatas en las que necesitan contar con un vehículo de forma instantánea, prácticamente.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR