Tan personal, como el número de la cédula, así es la decisión de llevar sobre el cuerpo un tatuaje.

Cada vez es más común que hombres y mujeres en Cali decidan marcar alguna parte de su cuerpo. “Los que se tatuan ahora no son locos o niños inmaduros. Hoy los que buscan un tatuaje son   abogados, médicos,   enfermeros,  ingenieros”, señala Alexander  Clark del estudio de tatuajes Sailor Jack.

Cuenta que a su estudio acude “gente que tiene su vida hecha. La clientela está entre  los  26 y los 80 años”. Precisamente, hace unos días atendió a un hombre de 80 años, acompañado por su nieto.  “Vino a hacerse un tatuaje y terminó con dos: una ancla  en un brazo y en el otro, un barco, porque  había sido marinero”.

100 mil pesos es el promedio que una persona debe tener en su bolsillo para un tatuaje. También hay trabajos desde $60.000 y
$80.000, según el estudio.

También pasó por sus manos  un funcionario de  banco, un hombre que ya ronda los  60 años con tres tatuajes en una de sus piernas y que llegó  al punto de decir en la oficina  que iba a una cita médica con el ‘Doctor Alexander’.

Y mientras los tatuajes  ganan adeptos, los especialistas advierten sobre los riesgos. “Por cuenta de un mal procedimiento se puede transmitir Hepatitis B, C y VIH si no se hace en un sitio donde se garantice que las agujas que se van a utilizar  con cada persona sean nuevas y estériles. Hoy son muy comunes los tatuajes y si una persona se hace uno debería, a los seis meses, hacerse exámenes para detectar problemas a tiempo y prevenir situaciones complejas”, señala  Carmenza Macía, directora   del Banco de Sangre de la Fundación Valle del Lili.

‘Beto Monkey’  explica que hacer tatuajes es una pasión. “Se puede vivir de esto. No es fácil  ser un buen artista. No hay estudios para hacerse tatuador, pero a veces ayuda tener  ciertos conocimientos artísticos”, dice  este diseñador gráfico y tatuador hace 9 años.

Y gracias a programas de TV y a figuras de la música y el deporte que se atreven a tatuarse, hay más apertura y conocimiento en torno a este  universo. “Hay clientes que llegan y con  propiedad te hablan de líneas, sombras, luz y composiciones”, afirma ‘Beto Monkey’.

El tatuaje se abre paso entre el gusto y el rechazo, aunque  sea “una decisión estrictamente personal”, recalca Luis Hernando Moreno, médico  especializado en dermatología y microbiología, del Centro Médico Imbanaco.

Aquí 10 claves para tatuarse con responsabilidad.

Pregunte por las tintas y exija que sean estériles,  indague de dónde provienen para saber la calidad. <br>

 
1. ¿Está seguro de tatuarse?
“Lo primero, antes de acceder a un tatuaje, es  estar completamente seguro de lo que va a hacer. La persona debe tener en cuenta qué tipo de tatuaje se quiere hacer, en qué parte del cuerpo, quién le va  a realizar el tatuaje (que sea una persona idónea, no algo artesanal por un amigo en la  casa) y ser consciente de que el tatuaje es de por vida, que una vez se pone no se puede volver a quitar, especialmente si son de colores. Por último, debe recordar que la piel con el tiempo va envejeciendo”, señala Luis Hernando Moreno, médico especializado en dermatología y microbiología.
 2. No apto para..
Se recomienda que los menores de edad no se realicen tatuajes porque su personalidad aún no está definida. Tampoco son  para quienes sufren depresiones, desórdenes sicológicos o padecen problemas de personalidad, pues hay quienes  siempre  se ven  defectos en el cuerpo.
Asimismo personas cuyo desempeño implique alta exposición al sol, que sufran  problemas sanguíneos o diabetes.
3. Cuestión de piel
Antes de tatuarse, acceda a una consulta con especialista para mirar la historia de su piel y revisar antecedentes de cicatrización. “Hay zonas del cuerpo propensas a la mala cicatrización: el pecho, la espalda y los hombros  en ciertas  pieles pueden  desencadenar un queloide, que son cicatrices muy visibles”,  dice Moreno, presidente de la Asociación Colombiana de Dermatología, capítulo Valle.
4. El amor no se tatúa
Evite tatuarse el nombre de personas con las que tiene una implicación amorosa, usted no sabe qué puede pasar con esa relación sentimental más adelante. En muchas ocasiones llegan a los consultorios médicos y a los estudios de tatuaje personas que desean borrar el nombre de alguien que ya no hace parte de sus vidas. Recuerde: El tatuaje es de por vida.
5. Se puede donar sangre
“Es un mito decir que una persona tatuada nunca puede donar sangre. Quienes se hacen un tatuaje deben esperar un año para poder hacerlo. Ese es un tiempo prudente para ver si aparece una enfermedad. Y si no se manifestó clínicamente, al momento de hacer la donación y realizar  las pruebas en el laboratorio lo vamos a encontrar” explica Carmenza Macía, directora  del Banco de Sangre de la Fundación Valle del Lili.
6. Exija y no se conforme
 Solicite al tatuador su portafolio para conocer su trabajo, revise en qué lugar lo  atenderán. Pregunte por las tintas y exija que sean estériles,  indague de dónde provienen para saber la calidad. También exija una buena asepsia, con  materiales  desechables, que todo lo que usen con usted sea nuevo. Ideal que el tatuador use guantes desechables y  utilice material quirúrgico para la limpieza de la piel. No  le ponga su piel a un tatuador que está bajo el efecto de las drogas o alcohol.
 7. A ocultar defectos
Los tatuajes se pueden usar, con fines cosméticos, para cubrir o disimular  lesiones en la piel. Pero si una persona tiene una lesión que debe ser supervisada de manera permanente, es mejor no tatuarla, ya que el color oculta posibles complicaciones.
8. El tatuaje es suyo
La decisión de tatuarse es estrictamente personal y la elección del diseño también debe ser suya. No delegue esta responsabilidad a su amigo, a su pareja o al tatuador. No lo escoja el mismo día de la cita para ser tatuado. Revise las opciones con tiempo, investigue, pregunte y consulte hasta encontrar un diseño de su completo agrado.
9.No se admiten tatuajes en…

La palma de las manos, entre los dedos de las manos, la planta  y  entre los dedos de los pies, la lengua y la boca, pues son zonas del cuerpo cuya cicatrización es muy complicada. Sin embargo, casi todo el cuerpo se puede tatuar. El 50 % del tatuaje lo hace el usuario con sus cuidados post tatuaje.

10. No se le olvide…

Antes de ir a tatuarse verifique que su piel se encuentre en buen estado, sana: que no esté asoleada, bronceada, irritada  o con hematomas.  Evite el consumo de  sustancias sicoactivas o de licor dos días antes.

Después de tatuarse, durante un mes, evite la exposición al sol, así como el uso de  sauna, jacuzzi, piscinas,  entrar al río o al mar.
Calink, una cita con el tatuaje
Por tercer año consecutivo la ciudad se prepara para realizar  Calink Festival, un encuentro donde el tatuaje es protagonista.
La programación se  desarrollará los días 4, 5 y 6 de septiembre, en un lugar aún por definir, en el horario  9:00 a.m. a 9:00 p.m. Los asistentes podrán encontrar tatuadores locales nacionales e internacionales.
Cada artista define el valor de su trabajo. Algunos cobran según el tiempo que les tome, otros miran la complejidad de la figura y otros cobran por sesiones si el tatuaje es grande.
Calink Festival es un espacio para acercar a la gente al arte del tatuaje. “Está dedicado tanto para los amantes de los tatuajes como para los
curiosos, aficionados   y profesionales del arte corporal”, explican   sus organizadores.  Ahí los artistas podrán tatuar o asesorar a quienes estén interesados.
En esta convención los artistas participantes competirán por llevarse el premio al mejor trabajo en distintas categorías que son: ‘Realismo blanco y negro’, ‘Realismo color’, ‘Nueva escuela’, ‘Vieja escuela’, ‘Neo tradicional’, ‘Oriental’, ‘Sombras’, ‘Libre’ y ‘Mejor tatuaje de la convención’. Durante la convención  habrá exposición de tatuajes, Freakshow, música, venta de equipos para tatuar y joyería corporal. Informes: [email protected]

El futbolista argentino Ezequiel Lavezzi.<br>

 
Los tatuajes y el deporte
Deportistas como David Beckham, Leo Messi, James Rodríguez y Ezequiel Lavezzi han sido cautivados por el encanto del tatuaje.
Se estima que Beckham tiene unos 30 tatuajes y que a cada uno de sus hijos le ha dedicado uno. El colombiano Rodríguez tiene en su brazo el nombre de su hija Salomé.
 Entre tanto, Messi accedió a una creación que habla de la familia, sus afectos y su hijo; mientras que Ezequiel Lavezzi se tatúa desde que tiene  12 años.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR