El departamento de Atlántida, de Honduras, alberga a la pequeña localidad de Tela, a menos de cien kilómetros de San Pedro de Sula, en la zona norte del país.

Es reconocida mundialmente por su producción bananera, es  de aquí de donde la Tela Railroad Company, una compañía férrea que comunica San Pedro de Sula y la Ceiba, saca su nombre.

Si algo caracteriza la ciudad de Tela es la influencia extranjera en su arquitectura, pues durante muchos años fue sede de compañías internacionales que se dedicaban a la producción de bananas.

Tela, un paraíso del Caribe

Además, sus playas son las más populares y atractivas de todo el Caribe hondureño: con sus arenas blancas, aguas azules y cristalinas, son imán de turistas. La municipalidad estima que en la Semana Santa del 2016 se recibirán más de un millón y medio de turistas.

Las playas de Tela son de las más admiradas de toda Centroamérica, y aquí el buceo es una de las actividades favorita de los turistas.

Se encuentra rodeada por dos parques nacionales, que le aportan una increíble biodiversidad.

El Parque Nacional Punta Sal está ubicado al oeste de la ciudad, ofrece playas de blancas arenas y hermosos arrecifes coralinos, además de un paisaje de manglares y selva tropical.

Tela, un paraíso del Caribe 1

Por otro lado, el Parque Nacional Punta Izopo se localiza a dieciséis kilómetros de la ciudad, con un ecosistema de bosques tropicales y cercanía con el mar, lo cual hace que al igual que en el parque anterior, se encuentre una amplia variedad de manglares. Existe abundante presencia de vida salvaje.

La presencia de una amplia red de ríos lo hace el lugar ideal para los amantes de la aventura, pues es una zona predilecta para la práctica del kayak.

Otro atractivo importante de esta región es el Jardín botánico Lancetilla , que se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad. Este alberga plantas nativas de todo el mundo, es el segundo más grande de América y uno de los cinco jardines más importantes del mundo. Además brinda hogar a una gran variedad de vida salvaje incluyendo más de 365 especies de aves, haciéndolo el lugar ideal para la observación de aves.

La bahía de Tela es el hogar de peces como el pargo rojo, el jurel, el robalo y muchas otras especies, lo cual hacen de estas playas el lugar ideal para los amantes de la pesca deportiva.

Como verás en Tela, hay mucho por hacer, esperamos que te alcance el tiempo para disfrutar de esta impresionante ciudad.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR