Cuando se trata de negocios todo parece incierto. Mucho más si hablamos de inversión. Muchas personas invierten su dinero en negocios que no resultan ser tan positivos y terminan perdiendo sumas considerables. Incluso, algunas personas han quebrado completamente debido a inversiones erradas. Por esa razón queremos darte dos consejos importantes para invertir correctamente, y puedas tener la tranquilidad de hacer todo bien.

Lo cierto es que en la historia de la humanidad y la contemporánea, se han atravesado por crisis significativas que han afectado directamente a inversionistas. Podemos poner dos ejemplos que son conocidos perfectamente en el ámbito de la inversión. Una de esas crisis fue la de 1929, conocida como la Gran Depresión, y la otra fue la del 2008, conocida como la Burbuja inmobiliaria. Esas crisis fueron locales, pero en la actualidad las crisis son globales y eso quiere decir que cualquier persona en el mundo puede ser afectada por crisis similares.

En el ámbito de la inversión hay ganadores y perdedores. Buenos inversionistas y malos inversionistas. Hay ganancias y pérdidas. Triunfo y fracaso. Gloria y decadencia. ¿Qué es lo que marca la diferencia al momento de invertir?. Esa es la gran pregunta que debe ser respondida. Se deben diferenciar los patrones de los inversionistas exitosos. Si se estudia detenidamente a estos se encontrarán comportamientos similares, patrones establecidos tal vez inconscientemente, pero que se dan en esos inversionistas que logran ganar y ganar.

La otra pregunta importante es ¿qué es el éxito en el ámbito de la inversión? En realidad eso es lo primero que debe responderse para poder establecer los patrones. Las personas suelen medir el éxito por la cantidad de dinero que logran ganar en una inversión. Aunque es una medición válida, no es la más acertada. En realidad la forma correcta de medir el éxito es el tiempo. Con el tiempo nos referimos al horizonte de la inversión, a la sostenibilidad de las ganancias en la trayectoria de las inversiones. A continuación dos consejos que te ayudarán a alcanzar el éxito bajo esa perspectiva.

La mentalidad del ganador

Nuestro primer consejo se basa en que desarrolles una mentalidad de ganador. Creerás que solo se necesita el deseo de ganar. Pero no solo el deseo es necesario, la mentalidad consiste en que adoptes los pensamientos de un inversionista que toma en serio el deseo de ganar. Si quieres ganar entonces buscarás información para poder hacerte un experto en el tema de la inversión. Así que la mentalidad de ganador te mueve a adquirir conocimiento y saber en qué estás invirtiendo y si es la mejor opción. Te llevará a observar el cuadro completo y no ser impulsivo.

El perfil del ganador

La mentalidad correcta podrás construirla si conoces el perfil de un ganador, por eso en nuestro segundo consejo te enumeramos cuáles son los hábitos, costumbres y comportamiento de un inversionista cuyo perfil es de ganador:

  • Un inversionista ganador sabe que las ganancias buenas no se dan a corto plazo.
  • Un inversionista ganador diversifica la inversión, nunca invierte en un solo activo.
  • Un inversionista ganador define su horizonte de inversión, y mantiene su disciplina.
  • Un inversionista ganador está consciente de que la inversión puede pasar por momentos negativos y está preparado para ello.
  • Un inversionista ganador es dinámico en sus inversiones. Se involucra.
  • Un inversionista ganador no pierde de vista la buena actitud y está atento a las oportunidades.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR