Sencillamente es algo improbable, pero realmente qué sucedería si en un mundo utópico ¿Todos nos convirtiéramos en seres vegetarianos?

Quizás lo primero que se le cruce por la mente sea la disminución de personas muertas a causa de arterías tapadas por la grasa de la carne o de los maliciosos productos chatarra, otra de las cosas que podría llegar a ocurrir sería la gran disminución en la emanación de gases provocadas por el efecto invernadero, también traería consigo unos importantes beneficios económicos y una superpoblación de vacas.

Un experto de la Universidad de Oxford, llamado Marco Springmann, ha explicado al diario Independent, las claves de un estudio realizado acerca de los beneficios en el no consumo de alimentos cárnicos.

Springmann, ha estimado, que el avance haca las dietas que se basan en verduras, en referencia a los estándares dietéticos de la OMS (Organización Mundial de La Salud), evitaría de 5 a 8 millones de defunciones al año, hasta el 2050. Esta considerable suma representa casi un 10% de la mortalidad a nivel mundial. Dentro del ámbito ecológico, el experto opina que las emisiones en los gases provocadas por el famoso efecto invernadero, asociadas a los alimentos, se reducirían en un increíble porcentaje, llegando a disminuir casi un 70%.

Springmann, ha opinado, que los cambios en la dieta de la humanidad podría aportar increíbles beneficios en el plano económico, promediando un ahorro de entre 700 a 1.000 millones de dólares cada 365 días en el plano mundial (dinero el cual se destina a gastos de índole sanitario, laboral y cuidados no remunerados)

Los disminución del riesgo de defunción podría tasarse entre 20 y 30 billones de dólares, o comparándolo desde otra perspectiva entre un 9 a 13% del Producto Bruto Interno (PBI) mundial. También se reducirían más de 500 millones de dólares, los cuales provendrían de la evitación en los daños ambientales.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR