A los profesores de The Boarding Schools Association (BSA, por su sigla en inglés), organismo educativo ubicado en Londres, se les solicitó referirse a los jóvenes transgénero de una forma distinta: “zie”, a cambio de él o ella (he/she en inglés), con el propósito de evitar ofender a los alumnos o simplemente para que no sean llamados de una forma indeseada. Zie es una palabra alemana derivada de sie, que significa “ellos”.

La intención de la solicitud es crear un lenguaje nuevo que evite discriminar e incluya a los estudiantes que hayan optado por esa condición. Además, se centra en que los profesores tomen con tranquilidad el tema de la identidad de género y se encarguen de que estos jóvenes trans no reciban pronombres -femeninos o masculinos- que puedan afectarles en el futuro.

El director general de la BSA, Alex Thompson, manifestó que “los profesores y directivos de la institución venían haciendo preguntas sobre estos temas, sin saber qué era lo políticamente correcto. Temían ofender a los estudiantes con edades entre 13 y 18 años con algunos cuestionamientos sobre la indentidad de género”.

“Es sorprendente lo difícil que resulta todo esto al interior de una comunidad que desde hace muchos años ha asimilado normas muy conservadoras”. Agregó Thompson.

En Gran Bretaña a los maestros se les pidió que dejaran de llamar a todos los estudiantes como niñas o niños. En su lugar, fueron instruidos para que utilicen términos neutros como alumnos, evitando así discriminarlos.

ADEMÁS se les prohibió la palabra “señoritas” y le han SUGERIDO a las escuelas que IMPLEMENTEN baños unisex.

Caroline Jordan, administradora del área de la salud en la Universidad de Oxford -Reino Unido- apoyó estas medidas, afirmando que “favorecen a un creciente número de jóvenes que cuestionan su identidad. Son determinaciones que deberían ser extendidas por todo el mundo”.

Por qué a los jóvenes trans ahora se les llama 'Zie'En las reuniones, en vez de decir “niñas vamos a clases”, el personal deberá expresar “alumnos, vamos a clases”. “En mi opinión, se debe usar un lenguaje neutro sobre las personas y más aún cuando se refiere a este tema”, aclaró Jordan.

Los uniformes de género neutro están siendo implementados en algunas escuelas, incluyendo la Universidad de Brighton, propiedad del sector privado, y otras 80 instituciones públicas. Pese a ser una pequeña cifra -teniendo en cuenta que solo en Reino Unido se ha puesto en práctica- es una buena iniciativa para fomentar en otros países.

Otros centros educativos han decidido permitir que niños trans puedan vestir falda, chaleco y blusa de cuello abierto; Mientras que las niñas podrán llevar camisa, saco, corbata y pantalón.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEINFOBAE
COMPARTIR