Woman looking at Google website.
Max Rosett dice que Google lo reclutó después de que hiciera unas búsquedas específicas sobre preguntas de programación.

Rosset era un científico de datos con un enorme directorio alojado en línea, pero sabía que quería ser un ingeniero informático.

Mientras trabajaba en un proyecto para desarrollar las habilidades que necesitaría como ingeniero se le ocurrió googlear literal “python lambda function list comprehension” (comprensión de la lista de funciones Phyton Lambda).

“Los enlaces azules aparecieron, pero luego ocurrió algo inusual”, escribió Rosett en The Hustle.

Los resultados de la página de búsqueda comenzaron a dividirse a la mitad de forma horizontal. Una caja negra apareció con el mensaje: “Estás hablando nuestro lenguaje. ¿Aceptas el reto?”.

Después de que Rosett eligió “Quiero jugar”, Google lo transfirió a un sitio llamado foo.bar.

“La página parecía una interfaz UNIX, así que escribí el comando para ver la lista de archivos. Ahí había uno que decía “start_here.txt” (empieza aquí). Así que lo abrí y vi dos oraciones: ‘Escribe request (solicitar) para pedir un reto. Escribe ayuda para una lista de comandos’”, explicó Rosett.

Él escribió ‘request’ y a partir de ahí, Google le dio una serie de problemas de programación para resolver, cada con un tiempo límite de 48 horas.

Rosett trabajó en los seis retos durante dos semanas.

“Cuando resolví el sexto problema, foo.bar me dio la oportunidad de compartir mi información de contacto. Escribí mi número telefónico y mi correo electrónico creyendo que ese sería el fin”, dijo.

Pero estaba equivocado, un reclutador lo contactó vía e-mail pocos días después. Tras eso participó en un proceso de reclutamiento “normal” en Google hasta que le ofrecieron un trabajo que aceptó.

Rosett no reveló el tipo de problemas que Google le dio en foo.bar, pero dijo que tenía la oportunidad de programar en Python o Java.

“No publicaré el problema, pero resolverlo requirió un poco de conocimiento sobre algoritmos. Cada vez que daba una solución, foo.bar probó mi código contra cinco casos escondidos”, dijo.

Rosett no es el único que ha documentado la experiencia de reclutamiento del buscador. El año pasado unos cuantos usuarios en Hacker News relataron sus historias. Un usuario de Ello con el nombre de Phil Tower posteó algunas de las preguntas que obtuvo del sitio.

Una vocera de Google no confirmó directamente que la tecnológica utiliza foo.bar como una herramienta de reclutamiento, pero dijo a CNNMoney que decodificara su respuesta, escrita en Unicode:

“u0050u0075u007au007au006cu0065u0073u0020 u0061u0072u0065u0020u0066u0075u006eu002e u0020u0053u0065u0061 u0072u0063u0068u0020u006fu006eu002e.”

¿La traducción? Los rompecabezas son divertidos. Sigue buscando.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR