Twitter se está convirtiendo en una buena herramienta para predecir el comportamiento de las acciones. Estudio del Banco Central Europeo sostiene que es más preciso que otros indicadores.

El poder de las redes sociales es indiscutible. Ya no solo son un instrumento para que la gente socialice o para que las empresas se promocionen, también se han convertido en un predictor de indicadores económicos, como el consumo de los hogares, y ahora parece quetambién pueden ser aliadas de los inversionistas en acciones.

Es bien sabido que por lo que busca la gente en Google se puede establecer qué piensa o si está interesada en comprar bienes o servicios. Lo que pocos han estudiado es la utilidad de Twitter para determinar el sentimiento de los operadores en los mercados bursátiles.

Investigadores del Banco Central Europeo (BCE) evaluaron qué tan acertadas eran estas redes para saber si los mercados estaban bullish (al alza) o bearish (a la baja). Concluyeron que Google no es muy útil en este frente, pero Twitter sí, al menos en lo que respecta a las acciones estadounidenses, canadienses e inglesas.

Su estudio, titulado Quantifying the Effects of Online Bullishness on International Financial Markets, concluye que lo que los twitteros expresan en 140 caracteres sirve para determinar si las acciones van a la baja o al alza.

Para llegar a esa afirmación, los investigadores del banco central usaron los trinos diarios que contenían las palabras bullish o bearish para medir si los inversionistas se sentían optimistas sobre el mercado en un día determinado y luego contrastaban los resultados con los movimientos reales de las bolsas.

Dedujeron que Twitter es una herramienta contundente para medir un concepto tan resbaladizo como el “sentimiento de los inversionistas”, que es aquella sensación visceral que tienen los operadores frente a las empresas y los mercados, y que es clave a la hora de mover los precios. No en vano, las bolsas tienen un gran componente sicológico.

En el BCE encontraron que un movimiento de un punto en el índice de sentimiento diario, un indicador que se calcula desde 1987 tras el cierre de las bolsas estadounidenses y que tiene versiones internacionales, lleva a un cambio de 2,26 puntos básicos en los rendimientos diarios del Dow Jones.

Sin embargo, un cambio de la misma magnitud en el indicador de sentimiento basado en Twitter, y desarrollado por el BCE, es seguido por un aumento de 12,56 puntos básicos en los retornos del Dow Jones. “Este impacto muestra un nivel de confianza estadísticamente alto”, sostiene el estudio. Twitter supera a Google en su capacidad predictiva, pues los investigadores europeos analizaron si las búsquedas sobre “mercado alcista” o “mercado bajista” tenían alguna correlación con los resultados efectivos de los mercados, pero encontraron que esta medida era menos precisa que la de Twitter.

No obstante, en el estudio aclaran que la red social del pajarito es un buen barómetro para el corto plazo y no para el largo. Más específicamente, sirve para las transacciones del día siguiente.

En un mundo donde cada vez es más difícil hacer utilidades, vale la pena intentar con métodos alternativos y que están a un clic de distancia.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR