Si hablamos de grandes emperadores es imposible omitir a Alejandro III de Macedonia, mejor conocido como Alejandro Magno, quien en tan sólo 33 años logró doblegar a los persas y extender sus territorios hasta llegar a la India.

Por supuesto, al ser un poderoso e invencible emperador griego, Alejandro Magno jamás pensó en un sucesor, pero dos semanas durante las que padeció una enfermedad mortal hicieron que los demás se lo preguntaran, su respuesta fue simple, el rey de Macedonia susurró “Krat’eroi”, una frase en griego antiguo que significa “el mas fuerte”.

Lo curioso es que esta frase se asemeja al nombre de su general de confianza Crátero (“Krater’oi”) y es probable que se refería a él, pero al no encontrarse presente, Crátero no reclamó su herencia.

Esto hizo que las fuerzas de Alejandro Magno combatieran entre ellos mismos durante años y el poderoso ejército que se había formado se fue fragmentando hasta desvanecerse.

Las tierras conquistadas por el famoso rey se perdieron entre contiendas y pasaron a ser territorio abandonado.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR