En verano es importante llevar a cabo una alimentación variada, pero especialmente rica en frutas, verduras y líquidos, repartidas en comidas ligeras y refrescantes. En las épocas de mucho calor, cuando estamos más expuestos al sol, nuestro cuerpo necesita menos calorías y, a la vez, corre mayor riesgo de deshidratación.

Las frutas y las verduras, además de contener gran cantidad de agua, contienen nutrientes esenciales para nuestro organismo y, entre otros, nos ayudan a mantener una piel hidratada y adecuadamente nutrida. Además, son alimentos ricos en carotenos, lo que favorece la producción de melanina y potencian nuestro bronceado.

Los carotenos son compuestos liposolubles pigmentados (rojo, amarillo y anaranjado), de ahí el color que confieren a las verduras ricas en ellos, y son precursores de la vitamina A, de forma que cuando el organismo lo necesita, los transforma en esta vitamina. Entre los principales alimentos con caroteno, destacan:

  • Zanahoria
  • Verduras de hoja verde
  • Calabaza
  • Melocotón
  • Albaricoques
  • Cerezas
  • Melón
  • Espinacas
  • Pimientos verdes
  • Pimientos rojos

En este sentido, además del caroteno, los especialistas delDepartamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, aconsejan llevar una alimentación rica en vitaminas y minerales que favorezcan la salud de nuestra piel. Entre ellos, no pueden faltar en nuestra dieta:

  • Vitaminas liposolubles: alimentos como el aceite de oliva, el pescado, los frutos secos y el aguacate contienen ácidos grasos insaturados, necesarios para que la piel está hidratada y adecuadamente estructurada. Los huevos y los lácteos enteros son ricos en Vitamina A, necesaria para la renovación de la piel y mucosas. Los alimentos ricos en Vitamina E como el aceite de oliva, los vegetales de hoja verde, los cereales de grano entero y los frutos secos, actúan contra los radicales libres, aumentados durante el verano por la exposición solar, evitando su acumulación y reduciendo el riesgo de aparición de manchas solares.
  • Vitaminas hidrosolubles: la vitamina C, presente en frutas y verduras frescas y crudas (se destruye por la acción del calor, al cocinarla), es antioxidante, combatiendo los radicales libres de los que ya hemos hablado; asimismo contribuye en la producción de colágeno, logrando una piel más tersa. Una gran diversidad de alimentos como la carne, el pescado y marisco, huevos, lácteos, verduras, frutas, legumbres, cereales y frutos secos, nos van a proporcional la Vitamina B necesaria para procesos de renovación celular que contribuirán en un correcto estado de piel cabello y mucosas.
  • Minerales: el selenio, presente en carne, pescado, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras, va a tener también función antioxidante, y el Zinc, presente en carnes, vísceras, pescado, huevos, cereales completos y legumbres, favorecerá la elasticidad de la piel al colaborar en la formación de nuevas proteínas.

10 alimentos que te ayudan a potenciar el bronceado ha sido un post publicado en el blog de la Clínica Universidad de Navarra.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR