Uno de los mayores problemas con el tratamiento del virus que causa el sida (VIH) es que a pesar de tener tratamientos muy potentes, éste no se elimina totalmente y se refugia en los llamados ‘reservorios virales’ donde permanece latente hasta que vuelve a reactivarse.

Por eso, hasta ahora, ha sido imposible curar a ningún paciente, exceptuando el famoso ‘paciente de Berlín’.

Pero ahora, los investigadores de la Universidad UC Davis (EE.UU.) creen haber dado con la solución. Se tratar de activar estos virus para poder eliminarlo. En un estudio que se publicad en la revista «PLoS Pathogens» los investigadores aseguran haber identificado un compuesto que activa el VIH latente, lo que abre la tentadora posibilidad de que el virus puede destruido al ser identificado por el sistema inmune completamente curada. Y la buena noticia es que el compuesto, PEP005, ya está aprobado por lasautoridades sanitarias de EE.UU. (FDA).

Es decir, explica Satya Dandekar, hemos identificado un candidato excepcional para la reactivación del VIH y su posterior erradicación que ya está aprobado y se está utilizando en los pacientes. «La molécula –señala- tiene un gran potencial para avanzar a ensayos clínicos».

Toxicidad

A pesar de que el tratamiento antirretroviral de gran actividad (Targa) ha tenido bastante éxito no puede curar la enfermedad por sí sola. Una vez que se interrumpe, los virus latente se reactivan. Como resultado, los pacientes deben seguir el tratamiento indefinidamente, lo que plantea el riesgo de toxicidad a largo plazo.

Aunque desde hace algunos años se trabaja en la erradicación del VIH.Erradicación, explica la experta, significa la activación de virus latente para destruirlo, una estrategia llamada‘shock & kill’. Pero para ello hacen falta compuestos que se dirijan con precisión a las proteínas asociadas con la latencia del VIH sin sobreestimular el sistema inmune o que activen arbitrariamente interruptores claves de proteínas, que podrían generar efectos secundarios graves.

Sin embargo, el VIH es un virus complicado y, como los clínicos han descubierto con la Targa, se debe atacar desde distintos puntos. Además de PEP005, los investigadores probaron otros compuestos capaces de reactivar el VIH a través de diferentes vías. Este laborioso proceso identificó otra molécula, JQ1, que trabaja sinérgicamente con PEP005 para maximizar la activación del VIH. PEP005 cuando se combina con JQ1 aumentaba la activación del VIH hasta en 15 veces.

Combinación

Si bien estos resultados son prometedores, los investigadores son conscientes de que la estrategia no está completa si no se mata también al VIH. Para ello, asegura, «en primer lugar, tenemos que identificar la mejor combinación de agentes de activación». Pero a continuación tenemos que «ayudar a los pacientes a eliminar estas células reactivadas. Sólo reactivar el VIH latente no será suficiente».

Sin embargo, la identificación de PEP005 y JQ1 como potentes activadores del VIH es un paso clave en la dirección correcta. «PEP005, además de ser muy eficaz en la reactivación de HIV, también funciona muy bien con otros agentes de reactivación, es menos citotóxico y no provoca una respuesta inmune importante».

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR