Tal vez quieran comenzar un trabajo juntos. O por cosas de la vida les han llamado de la misma empresa. O quizás ya uno de los dos lleva tiempo en la empresa y de repente por casualidad han llamado a tu pareja para contratarla también. ¿Es una ventaja o una desventaja trabajar en una misma empresa? ¿Es buena idea invertir en un mismo negocio? ¿Puede una pareja compartir horarios laborales en un mismo lugar?

Son preguntas complejas, para las que no hay una respuesta definida o genérica. Las parejas pueden ser tan variadas en personalidad y combinación que algunas podrían llevar una buena relación en una misma empresa, como compañeros de trabajo, mientras otras necesitarán conocer algunos tips para poder mantener la relación sin complicaciones o al menos superar las complicaciones que tal escenario podría traerles.

Se debe estar preparado, por ello queremos en esta oportunidad hablar un poco sobre esta situación. Y es que lo más curioso es que muchas parejas se han conocido en la misma oficina, en los pasillos de una empresa, en el mismo horario laboral. Sucede que la empresa suele ser el encuentro más apropiado de dos personas que terminan formalizando una relación. Y por más irónico que parezca, en muchos casos al comenzar la relación todo marcha bien pero con el tiempo parece que compartir horario, cargo o simplemente estar bajo un mismo techo laboral suele complicar lo que comenzó como algo bueno.

En primer lugar debes saber que compartir el tiempo en el trabajo permite compartir más horas juntos. Esto debería ser una ventaja. Compartir la jornada laboral permite salir juntos en la misma hora y llegar juntos a casa. ¿Por qué entonces a veces se supone un problema? Tal vez tiene que ver más con no tener la capacidad de separar la vida laboral de la vida amorosa. Es importante que se alcance la madurez para ello. De esa forma podrán evitarse problemas por toma de decisiones que no son personales sino laborales.

Si quieres evitar que compartir trabajo mengue el romanticismo en la relación, deberías entonces establecer como norma que no se discutan asuntos de la oficina en casa. De esa manera podrán separar los roles y disfrutar de conversaciones más íntimas en casa delimitando las cosas.

Pero si compartir el trabajo está constituyendo un problema para la relación, podrían intentar con solicitar un cambio de departamento. Compartirían el trabajo en la empresa, pero no estarían en el mismo departamento u oficina, por lo tanto la distancia en el trabajo podría resultar positiva, como si no trabajaran para la misma empresa.

Así que ya sabes, si comparten el mismo trabajo, la misma oficina, el mismo horario, es importante entonces que mantengan bien delimitadas las áreas. Que el trabajo sea una cosa y la vida en casa otra.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR