Un estudio realizado por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica en el 2014 reveló que Alemania es el país con más cirugías de este tipo con más de 2 mil operaciones, seguido por Venezuela, España, México, Colombia, Italia, Brasil, Argentina, Estados Unidos e Irán. También calculan que 15.414 de operaciones de agrandamiento de pene fueron realizadas en todo el mundo.

La Moorgate Aesthetics, una clínica estética en Londres, revela que por lo menos 400 operaciones de alargamiento de pene se han llevado a cabo, demostrando el creciente interés de los hombres por este tipo de cirugías.

David Mills, director de esta clínica, explica que la mayoría de los pacientes no están obsesionados con el tamaño de su pene, sino que creen que no tienen un tamaño suficiente. Es por eso que muchos solo piden llegar a tamaño estándar, unos 12 centímetros.

Muchos de estos casos pueden deberse a una condición llamada micropene, el cual causa que el pene sea pequeño, llegando a tener entre 5 y 10 centímetros erecto. Estos pacientes son conscientes de su condición y las bromas y prejuicios de la sociedad no ayudan.

La cirugía de alargamiento consiste en cortar un ligamento en la base del pene para así alargar el tamaño unos 2 centímetros y medio cuando esta flácido, este tamaño es el mismo que cuando esta erecto el pene. Ahora bien, la operación de ensanchamiento se lleva a cabo inyectando grasa del estómago o de los glúteos de los pacientes, y solo en algunas ocasiones se agrega ácido hialurónico, todo esto para tener 4 centímetros extra de grosor.

Aunque al tratarse de un método estético novedoso puede ser realmente caro, llegando a superar los nueve mil euros si se trata de una cirugía, y 3 mil para los métodos no quirúrgicos, aunque no conlleva ningún tipo de riesgo si se practica de manera adecuada.

La psicóloga clínica Jessica Frankl-Weinberger y el cirujano José Gregorio Hernández concuerdan al momento de declarar que la pornografía puede influenciar al momento de tomar una decisión sobre esta cirugía. Aunque la mayoría de los pacientes buscan un pene promedio, hay quienes tienen un referente de la pornografía al momento de acudir con su médico.

A pesar de que hay mucha polémica en torno a estas operaciones, la gran mayoría de las veces aumenta autoestima y mejora la función sexual de quienes se someten a ellas.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR