Los días viernes y el número 13 han causado el temor de muchas personas desde hace mucho tiempo en el pasado.

De esto inferimos la pregunta: ¿Cuándo se unieron ambos temores para crear una superstición tan célebre?

En Latinoamérica a diferencia, la superstición es para los martes 13.

Pero ¿cómo surgió esta superstición del viernes 13?

El libro “Viernes, el XIII” fue publicado en 1907 por Thomas Lawson, un corredor de bolsa, quien fue de inspiración para películas y series de televisión sobre el viernes 13.

En el libro el personaje principal genera caídas y bonanzas en el mercado para vengarse de otros negociantes, dejando a muchos en la ruina y la miseria. Y Se aprovecha del temor que el viernes 13 genera en sus compañeros.

Podemos inferir que en 1907 la superstición del viernes 13 ya estaba establecida.

El club del trece (The Thirteen Club) fue una organización fundada legalmente el viernes 13 de enero de 1882. Consistía en una reunión de hombres decididos a desafiar todas las supersticiones.

El día 13 de cada mes se reunían y se sentaban en la mesa 13 para romper espejos, derramar sal exageradamente y caminar bajo escaleras cruzadas para llegar a la cena. El capitán William Fowler fue el fundador del club en su restaurante Cottage Knicherbocker en Nueva York.

Sus informes anuales especificaban con sumo detalle cuántos de los miembros del club habían muerto en el trascurso del año y cuantos fallecieron después de asistir a una cena en el club.

El objetivo principal del club de los trece era enfrentar el temor de que si 13 personas cenaban reunidas una podría morir pronto. Por ello toda esa insistente manera de tentar a las supersticiones.

En abril de 1882 una nueva resolución declaraba que el viernes había sido, durante muchos siglos, considerado como un día de mala suerte sin razón aparente. A partir de esto, los miembros del club hicieron un llamado al presidente de Estados Unidos, y a otros políticos de altos cargos, para que realizasen sus ejecuciones otros días y no sólo el viernes.

Aún así, no hay ningún indicio de que el club haya hecho la mezcla del viernes con el 13. Esta superstición debió aparecer en algún punto entre 1882 y el 1907, cuando se publicó el libro de Lawson.

Un posible origen

¿Todo fue obra del propio club de los trece? Ellos no desaprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambas supersticiones.

Era de orgullo para el club haber puesto la superstición como centro de atención. Poco a poco fueron adquiriendo fama. En el comienzo del siglo XX habían pasado a cientos de miembros, de los 13 originales. En otras partes de Estados Unidos y en Londres habían fundado clubes similares.

Según la declaración escrita de un miembro, Charles Sotheran, a otros miembros del club en Nueva York en 1883, la creencia de que el 13 y el viernes son señales de mala suerte fue lo que convirtió en populares a las supersticiones. ¿De ahí se esparció nacional e internacionalmente?

Todo apunta a que sí.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR