En la actualidad son muchas las ocupaciones que nos mantienen el día. Es decir, la forma de trabajo de esta generación, y también los mecanismos de interacción de la era informática nos ha traído como herencia un escenario en el que estar ocupados es la constante. Así se atraviesa en la actualidad por una saturación de actividades, saturación de información, saturación de ocupación. Saturación parece la palabra clave de la sociedad actual. Esto trae como consecuencia poco descanso y más estrés. Y así los individuos van presentando problemas de concentración, fallas en la memoria y otros problemas más que pueden ser graves y disminuir la calidad de vida.

Lo más alarmante es que este exceso de ocupación o esta saturación, es una constante en los profesionales jóvenes, cuyas edades rondan los veinticuatro años, así que desde jóvenes van acumulando una serie de situaciones que desembocan en problemas de salud. Así, estos jóvenes se enfrentan a una gran competencia laboral, también a un bombardeo de información durante las veinticuatro horas, y todas estas situaciones les lleva a mantener un ritmo acelerado de vida en el que el descanso parece ser ausente.

Un grupo de médicos han estudiado esta situación, y han prestado atención a los síntomas que presentan las personas que se ven inmersas en esta saturación, y han llamado a la condición “el síndrome de la vida ocupada”. Realmente es una condición grave, que debe atenderse con toda seriedad, para poder disminuir los riesgos a padecer síntomas que pueden ser cada vez más graves y complicar ciertas áreas de nuestros organismos acarreando consecuencias letales.

Por lo tanto es necesario conocer la información que podría ayudarnos a evitar los riesgos y las amenazas del síndrome de la vida ocupada, para así garantizar una buena salud. A continuación te traemos algunos consejos para poder evitar las graves consecuencias y así también terminar con el síndrome de la vida ocupada:

Procura organizar tu tiempo y establecer tus prioridades

Debes aprender a identificar lo que realmente importa. Lo que es relevante a tus objetivos y tu desempeño, lo que es urgente. Una vez lo identifiques cumple con ello. No le dediques más tiempo de lo debido a otras actividades.

Aprende a negarte ante algunas peticiones

Muchas personas sacrifican sus tiempos libres por no saber decirle que no a otras personas y aceptar tareas y asignaciones que no les corresponde o que sencillamente no deberían aceptar porque les lleva a sacrificar el descanso. Esto se debe a que esas personas no saben decir que no.

Dedica tiempo para ti

En el afán de abarcarlo todo y cumplir con todos a veces olvidamos que tenemos compromiso con nuestra salud y nuestro reposo. Es importante que te dediques tiempo para ti, para tu descanso y que ese tiempo sea respetado por ti.

Cultiva hábitos saludables

Sin una buena salud no podrás cumplir tus objetivos y tareas. Así que toma en cuenta y en serio tu salud. Cultiva hábitos que te mantengan saludable. Como dormir al menos ocho horas, no permitas que nada interrumpa tu sueño.

Desconéctate en tu tiempo libre

No lleves el trabajo a casa. Respeta tus tiempos y tus escenarios. Una vez que has salido de la oficina te toca el descanso, la distracción. Así que apaga tus teléfonos y desconéctate del trabajo y disfruta tu tiempo libre.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR