Casi todos soñamos con vivir hasta los 100 años, pero sólo lo logra un grupo muy pequeño de personas. ¿Cuál es el secreto?

Las posibilidades de alcanzar esta edad aumentan significativamente debido a 4 genes cuya asociación con la longevidad ha sido descubierta recientemente.

Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, estudió el genoma de ancianos de más de 100 años y concluyó que todos ellos tienen en común estos cuatro genes.

El profesor Stuart Kim, quien dirigió el estudio, le dijo a BBC Mundo que “estos cuatro genes aparecieron claramente durante la investigación en la población estudiada”.

Así, “está claro que hay una asociación directa entre la presencia de estos genes y la posibilidad de llegar a ser un anciano de más de 100 años”.

¿Como se llegó a esta conclusión?

Investigaciones anteriores habían estudiado variaciones genéticas asociadas a la longevidad.

Y sólo un gen, llamado APEO, salía de forma constante. Pero esto no arrojaba resultados concluyentes.

El año pasado, el propio Kim publicó un estudio que analizó el genoma completo de 17 ancianos de más de 110 años y lo comparó con el del resto de la población.

Pero el estudio no arrojó resultados que explicaran por qué los supercentenarios son diferentes del resto de la población.

En esta reciente investigación, el equipo de la Universidad de Stanford estudió una muestra de 800 centenarios y 4.500 personas de 95 años.

Mujer de más de cien años junto a familiar

“Pero además, adoptamos un enfoque diferente”, explicó Kim.

“No estudiamos el genoma completo de esas personas sino sólo los genes que están asociados al desarrollo de enfermedades”.

Y su búsqueda dio resultados: la investigación determinó que los centenarios tienen una variante de cuatro genes que aumentan sus posibilidades de alcanzar tan avanzada edad.

“Lo que mostramos es que llegar a ser un centenario se debe en buena medida al hecho de que se tiene menos riesgo de desarrollar enfermedades, y por lo tanto más probabilidades de alcanzar una edad tan avanzada”, señaló el investigador.

Y “encontramos esto en una muestra de ancianos en Nueva Inglaterra en Estados Unidos y lo mismo en centenarios en Italia, por ejemplo. Eso nos da garantías de que es un resultado confiable”.

Hélice del ADNLa investigación puede ayudar a encontrar fórmulas para combatir enfermedades.

El descubrimiento es clave para establecer las causas de por qué envejecemos.

“Qué nos hace envejecer es una de las preguntas que han fascinado a muchos por muchos años y este es el primer estudio que nos ofrece una aproximación sobre qué está detrás de un envejecimiento exitoso”.

Pero también puede ayudar a encontrar fórmulas para combatir enfermedades de la tercera edad.

“El principal factor de riesgo de desarrollar cáncer o enfermedades cardiovasculares es el envejecimiento. Asi que una forma de combatir estas enfermedades es reducir el envejecimiento”.

Además, “tratar de entender por qué más personas mayores desarrollan estos males en comparación con la población joven puede ser una buena forma de reducir la incidencia de enfermedades”.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR