Un adiestrador puso su cabeza dentro del hocico de un reptil como parte del ‘show’, pero cuando fue a retirarla el animal cerró la boca y empezó a sacudirlo de forma violenta.

¡Compártelo en tus Redes!