6 consejos para ahorrar en la factura de la electricidad este invierno

Con el invierno que se acerca, es hora de considerar qué se puede hacer para reducir la factura de la energía eléctrica y ahorrar así algo de dinero. Además, un uso eficiente e inteligente de la energía reducirá el impacto de tu hogar tiene en el medio ambiente.

Mucha gente no se dá cuenta de la cantidad de energía que usa cada día: además del uso previsto, como usar la calefacción o encender las luces o la TV, también hay fuentes de pérdida de energía involuntaria todos los días. Por ejemplo, ¿sabías que dejar un cargador de teléfono celular enchufado mientras tu teléfono está desconectado puede causar un drenaje de energía? El cable sigue consumiendo energía incluso cuando no está cargando el teléfono.

Hay muchas cosas que pueden tenerse en cuenta para reducir la factura mensual de energía. Aquí, los seis consejos principales.

1. Invertir en dispositivos eficientes

Lo primero que puedes hacer para ahorrar energía es actualizar tus electrodomésticos. Un
cálculo estimativo del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales de los Estados Unidos
dicta que cada gran electrodoméstico (neveras, lavavajillas, lavadoras, secadoras, etc) puede significar un ahorro unos 110 dólares al año si se usan unidades con altos estándares de eficiencia (comparados con los electrodomésticos de hace 15 años). Por su parte, los electrodomésticos pequeños (hornos eléctricos, microondas, etc), pueden generar un ahorro de hasta 40 dólares al año por unidad.

2. Reemplaza tus ventanas y puertas con modelos energéticamente eficientes

No tiene sentido calentar tu casa si el calor escapa a través de marcos viejos de puertas y
ventanas. Invierte en ventanas de PVC con doble vidrio y ahorrarás aproximadamente 70
dólares anuales por cada 10 metros cuadrados de vivienda. Si bien estas inversiones pueden ser costosas por adelantado, tus ahorros a largo plazo lo compensan con creces.

3. Haz una revisión de tus artefactos eléctricos

Pídele a un electricista de confianza que revise tus electrodomésticos, y la instalación eléctrica general de tu casa al menos dos veces al año. Mantener todo bajo el control de un profesional te asegurará que no haya pérdidas de energía que pasen desapercibidas.

4. Establece un rango ideal en tu termostato

Piensa en la actividad normal de tu hogar: todos se van a la escuela o al trabajo temprano en la mañana y no regresan a casa hasta las 4 o 5 p.m. ¿Cuál es la temperatura establecida en tu hogar cuando está vacío?

Configura tu termostato en una temperatura un par de grados por encima de la temperatura exterior para los momentos en los que la casa se encuentre vacía. Debido a diferencia con el exterior, tu casa te resultará cálida al ingresar y ese período de ajuste te dará tiempo a calentarla a la temperatura ideal si subes el termostato ni bien regresas. Puedes automatizar el proceso invirtiendo en un termostato programable.

5. Cambia tus bombillas a LED o a bombillas ajustables

Las bombillas LED hacen una gran diferencia en el ahorro de energía de tu hogar. Ahora que se han vuelto tan asequibles como la iluminación incandescente, es un paso fácil para reducir tu factura de energía. Hoy en día, incluso puedes comprar bombillas ajustables que te permiten reducir la potencia en una habitación si no se necesita luz total. Muchas bombillas de alta tecnología incluso pueden conectarse a tu red a través de Wi-Fi para programarse desde un teléfono inteligente o una PC.

6. Coloca interruptores en los enchufes

Incluso cuando un dispositivo no está en uso, seguirá consumiendo energía mientras siga
enchufado a la toma de corriente eléctrica. La mejor manera de evitar esto es comprar
enchufes con interruptores de encendido/apagado. Al apagarlos, los cables enchufados ya no pueden extraer energía, evitando pérdidas innecesarias.

Además de estos 6 consejos, ten en cuenta que los cambios más importantes y de mayor
impacto para reducir los costos de la factura de electricidad comienzan contigo y tu familia: es importante enseñar a tus hijos buenos hábitos como apagar las luces cuando salen de la
habitación o a no abrir la nevera por mucho tiempo. Estos pequeños cambios en el día a día de la familia son los pasos más importantes para reducir el costo mensual de energía.

StarOfService

¡Compártelo en tus Redes!