Amenorrea: 8 causas de pérdida del ciclo menstrual (además de embarazo)

La falta de menstruación de cualquier mujer que se encuentra dentro de su etapa de fertilidad se conoce como amenorrea. La causa más común de este caso es el embarazo, sin embargo, existen otras causas por los cuales podría desaparecer o retrasarse el periodo.

Normalmente, una mujer que se encuentra en edad o etapa de reproducción tiene la menstruación cada 28 días aproximadamente. No obstante, dependiendo de cada una, estos ciclos pueden ser ligeramente más cortos o más largos, entre los 23 y los 34 días.

Si la ausencia del periodo es puntual, en la mayoría de los casos no será un problema grave, pero si es algo que viene sucediendo con mucha frecuencia es importante conocer las causas que lo producen.

Razones para solicitar opinión médica

Es aconsejable, según el sistema británico de salud pública, realizar una consulta médica cuando se presenta una falta de menstruación por un tiempo de tres meses continuos y que no sea producida por el embarazo. Igualmente como la pérdida de la menstruación antes de los 45 años de edad.

Asimismo, según recomendaciones de la Clínica Mayo de Estados Unidos, es necesario acudir al médico en el caso de una adolescente de 15 años de edad que no haya comenzado a menstruar, ya que este caso también sería considerado como amenorrea.

Según ambas instituciones, existen algunas causas bastante comunes por las cuales una mujer podría presentar amenorrea, que no haya sido producida por el embarazo.

Ocho motivos por los cuales se produce la amenorrea:

1. Estrés o ansiedad

El estrés diario de una mujer podría alterar su menstruación, sus ciclos pueden llegar a ser más cortos, más largos o más dolorosos. Incluso, podría producir la pérdida total del periodo.

De la misma forma, podría inducir la doble menstruación dentro de un ciclo normal de cuatro semanas.

Si el motivo del retraso o de la perdida de menstruación fuera el estrés, el sistema británico de salud pública sugiere tomar algunas medidas como utilizar técnicas de respiración y realizar ejercicios físicos con regularidad. Si esta primera etapa no diera los resultados deseados, se debe recurrir a tratamientos cognitivo-conductuales que ayudarán al paciente a controlar y tolerar el estrés o la ansiedad.

2. Repentina o excesiva pérdida de peso

Si se lleva a cabo una gran limitación en el consumo de calorías diarias, se podría ocasionar una importante reducción en los niveles hormonales necesarios para el proceso de ovulación de la mujer.

En el caso de una persona con peso por debajo de lo normal o que presente un bajo índice de masa muscular, lo ideal es recurrir a un nutricionista o dietista quien podrá ayudar al paciente a recuperar su peso de forma saludable.

Si el motivo de la pérdida de peso del paciente está relacionado por trastornos alimenticios más complicados, como por ejemplo la anorexia, es recomendable consultar a un psiquiatra.

3. Obesidad o sobrepeso

El estrógeno es una de las hormonas involucradas en la regulación del sistema reproductivo de la mujer. En los casos de obesidad la producción de un exceso de estrógeno es muy común.

Un aumento en el nivel de esta hormona podría modificar la frecuencia de los ciclos menstruales e incluso hacer que se detengan.

En el caso de mujeres con índices de masa muscular superiores a 30, con sobrepeso y que presentan amenorrea, los médicos suelen recomendar a sus pacientes seguir las indicaciones de dietistas y nutricionistas, quienes las podrán guiar en la perdida y control de peso de una forma saludable.

4. Riguroso ejercicio físico

Los niveles de las hormonas que intervienen en los ciclos menstruales de la mujer pueden ser alterados por rutinas severas de ejercicios físicos. La drástica perdida de grasa corporal puede interferir en el proceso de ovulación de la mujer.

Los médicos deportivos podrán dar los consejos adecuados a las mujeres deportistas para que puedan mantener su rutina de entrenamiento sin que el esfuerzo exagerado afecte sus ciclos menstruales.

5. Ovarios poliquísticos

Existe una gran cantidad de folículos en los ovarios poliquísticos, dentro de ellos se desarrollan unos pequeños sacos donde crecen los óvulos. Sin embargo, en los casos de las mujeres que padecen esta condición esos sacos no son capaces de soltar óvulos, por tal motivo no se produce la etapa de ovulación.

El síndrome de los ovarios poliquísticos es muy frecuente entre las mujeres, según las estadísticas que se manejan en el Reino Unido una de cada 10 mujeres es afectada por este síndrome. Según información del sistema británico de salud pública, este es el motivo de la desaparición de la menstruación en el 33% de los casos de amenorrea.

6. Menopausia o menopausia precoz

La menopausia es uno de los motivos naturales de la amenorrea, de igual manera que el   embarazo y la lactancia.

Cuando las mujeres se comienzan a acercar a la edad habitual de menopausia, comienzan a descender los niveles de estrógeno de su cuerpo y la ovulación comienza a ser irregular.

La edad en la que frecuentemente se produce la menopausia se encuentra en un rango entre los 45 y los 55 años. No obstante, existen estadísticas que indican que una de cada 100 mujeres podrá entrar en su periodo de menopausia antes de cumplir los 40 años de edad, este fenómeno se conoce como menopausia precoz o fallo ovárico anticipado.

7. El uso de algunos tipos de anticonceptivos

Aquellos métodos anticonceptivos que son implantados o inyectados y algunos tipos de píldoras también pueden ser los causantes de la amenorrea.

Además, puede pasar algún tiempo antes de que el cuerpo de una mujer logre ovular normalmente después de que ha dejado de ingerir algunos anticonceptivos orales.

8. Tratamientos de largo plazo y algunas condiciones médicas

La falta de la menstruación o regla de la mujer también puede ser producto de algunas condiciones médicas de largo plazo. Por ejemplo, desequilibrios hormonales como el hipertiroidismo o el hipotiroidismo e incluso una diabetes descontrolada pueden producir amenorrea.

De la misma manera, algunos medicamentos como los antidepresivos, los antipsicóticos, la quimioterapia y tratamientos para las alergias o la tensión también pueden provocar de desaparición de menstruación de la mujer.

¡Compártelo en tus Redes!