Cómo puedo arreglar pequeños desperfectos en una fotografía

¿Cuántas veces has hecho una fotografía muy valiosa para ti, pero algún error (cómo desenfoque o una exposición inadecuada), ha enturbiado el resultado? Por otra parte, si la foto ya tiene un determinado tiempo, es posible que hayan aparecido algunos defectos que la hayan estropeado; puede que tengan manchas o la tinta haya empezado a palidecer.

Ya sabemos que existen herramientas muy avanzadas que nos permiten trabajar en el mundo de la edición gráfica a un nivel profesional… pero requerirán de tener conocimientos también avanzados.

¿No hay una manera más fácil de corregir estos pequeños problemas? Si, herramientas cómo Movavi Photo Editor nos permiten conseguir los mejores resultados sin que seamos expertos.

¿Cómo funcionan las herramientas para corregir defectos en fotografías?

Selección del programa

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el programa te puede ayudar con el error que quieres solucionar. Lo más normal es que nos permitan hacer ciertos retoques cómo corregir el famoso problema de los ojos rojos, brillo y contraste inadecuado, recortar fotografías centrándonos en una zona determinada…

Si lo que queremos hacer es muy complicado, lo más recomendable es decantarse por una herramienta más profesional.

Ajustes de fotografía más habituales

Corrección de brillo y contraste: Prácticamente cualquier fotografía se puede mejorar ajustando los niveles de brillo y contraste. Esta función está presente en prácticamente cualquier herramienta de edición gráfica.

Nitidez: Esta función nos permite arreglar las imágenes borrosas, pero hasta cierto límite. Si nos pasamos con la nitidez, crearemos un efecto pixelado.

Exposición/gama: Si la fotografía tiene demasiado brillo, la podemos desaturar equilibrando los valores de exposición y de gama.

¿Cómo eliminar imperfecciones de las fotografías?

Lo más habitual es utilizar herramientas precisas como el Lazo, el Pincel o la Varita mágica. Con el lazo seleccionaremos la zona a tratar (para no afectar a las contiguas). Con el pincel podemos coger el mismo color de la zona continua para equilibrarlo. También tenemos herramientas más avanzadas que permiten conseguir un tipo de corrección automática, aunque el resultado no es siempre bueno.

Guardado de la fotografía

Si ya has terminado de retocar la foto, tan sólo debes de guardarla. En este proceso podrás cambiar la extensión al que más se ajuste a lo que buscas.

Y así de fácil podrás corregir muchos de los problemas que tienen las fotografías.

¡Compártelo en tus Redes!