Este avión soviético era tan ruidoso que los pasajeros escribían notas para comunicarse

Estados Unidos, la URSS y Europa se esforzaban por ser pioneros en el desarrollo de vuelos supersónicos para personas y el Tu-144 surgió como consecuencia de esto.

Este avión soviético era tan ruidoso que los pasajeros escribían notas para comunicarse

El célebre Concorde fue el máximo exponente de aviones en el cielo durante los años 1970 a 1980, aunque no era el avión único supersónico para pasajeros del momento. Previamente, existió otro avión de velocidad supersónica que era el Tupoloev Tu-144 desarrollado en la Unión Soviética.

Estados Unidos, la URSS y Europa se esforzaban por ser pioneros en el desarrollo de vuelos supersónicos para personas y el Tu-144 surgió como consecuencia de esto. Los Estados Unidos no lograron este objetivo. Su modelo Boeing 2707 no logró alzar el vuelo debido a sus elevados costes de fabricación. Fue cancelado en el año 1971, no habiendo completado los primeros prototipos.

La unión entre Reino Unido y Francia se antepuso con el Concorde, pero la Unión Soviética fabricó el avión supersónico antes. Muchas características del Tu-144 eran superiores a las del Concorde. Era más veloz, y superior en tamaño. Mientras que la cabina del Concorde solamente admitía 120 pasajeros, el Tu-144 estaba diseñada para los 140.

Tristemente, los problemas eran muchos. El ruido de su motor Kolesov RD-36-51 y la mala insonorización de su cabina. La cantidad de ruido en su interior era tan insoportable que era frecuente ver cómo los pasajeros conversaban haciendo uso de notas escritas, en detrimento de la voz elevada. Además, el Tu-144 consumía muchísimo combustible y debido a esto, solamente se utilizó en la ruta Kazajistán a Moscú. Abandonó los cielos el pasado 1984. Pese a todo esto, era un avión extraordinario, comparable al Concorde. Tiempo después, la agencia NASA adquirió uno de ellos para investigar cómo se podría disminuir la cantidad de ruido en vuelos supersónicos. A día de hoy no lo han conseguido. Te dejamos con su historia en el siguiente vídeo:

¡Compártelo con tus amigos!