¿Bananas al borde de la extinción? Una plaga tropical está devastando los cultivos a nivel mundial

Bananas al borde de la extinción

Una plaga mortal denominada “mal de Panamá”, o también “fusariosis del banano”, se está expandiendo por el mundo en las plantaciones de la variedad de banana Cavendish. Los científicos ya han advertido que esto podría suponer la extinción de estas bananas.

El hongo llamado Fusarium oxysporum, que daña las raíces de la planta, es el responsable de esta plaga. Según ha informado el periódico The Daily Mail, por ahora se ha extendido por África, Asia, Australia y América Central.

Las bananas Cavendish en peligro

En el caso de que este hongo mortal llegue a América del Sur, es muy probable que las bananas Cavendish, que corresponden a la variedad más consumida a nivel mundial, estén en peligro.

“Las bananas Cavendish se están colapsando y no se pueden reemplazar. Por otra parte, hay otras variedades que también pueden estar en peligro”, señala Gert Kema, especialista en la producción de plantas a nivel mundial, de la Universidad de Wageningen, Países Bajos.

Las bananas Cavendish en peligroSegún los expertos, frenar la exportación de las bananas provenientes de los países que ya están afectados podría ser beneficioso para evitar que la enfermedad siga propagándose.

Posible solución: crear una platanera híbrida

Los expertos han encontrado una posible solución para combatir al fatídico hongo: cruzar la variedad Cavendish con una platanera silvestre que se encuentra en Madagascar que es inmune al “mal de Panamá”. Esta platanera es tan peculiar que solamente existen cinco ejemplares en África.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha incluido en su lista roja a esta platanera tan especial de Madagascar. Hélène Ralimanana, del Centro de Conservación Kew Madagascar, comenta que estos árboles forman parte del patrimonio de la isla. Y añade: “Es muy necesaria la conservación de las plataneras silvestres porque con sus grandes semillas puede haber la posibilidad de descubrir un gen que mejore los plátanos cultivados”.

La variedad Cavendish fue cultivada por primera vez por un duque en los invernaderos de la mansión Chatsworth House (Derbyshire, Reino Unido), en el siglo XIX. Las bananas se llaman así porque es el apellido de la familia propietaria. El jardinero de la mansión, Steve Porter, no pierde la esperanza: “Espero que los científicos que trabajan en todo el mundo para combatir la enfermedad que está amenazando las bananas Cavendish tengan éxito”.

¡Compártelo con tus amigos!