Los Omega-3 EPA y DHA puede beneficiar el rendimiento físico en jóvenes y mayores

Los Omega-3 EPA y DHA puede beneficiar el rendimiento físico en jóvenes y mayores

Los investigadores de Japón sugieren que la ingesta simultánea de los Omega-3 EPA y DHA puede tener un efecto sinérgico positivo en el rendimiento deportivo.

El aceite de pescado contiene niveles elevados de ácidos grasos omega-3, principalmente ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), que se afirma son efectivos en la mejora de la función cognitiva y cardíaca, así como en la reducción de la presión sanguínea y la depresión.

Los estudios anteriores han demostrado que el consumo de EPA y DHA mejoró el rendimiento físico y la recuperación de la fatiga, así como las respuestas antioxidantes y antiinflamatorias. También ha ayudado a mantener la función inmune y minimizar el dolor muscular de aparición tardía (DMAT).

Sin embargo, la dosis y duración óptima de la suplementación con EPA y DHA para maximizar los efectos previamente mencionados sigue sin estar clara.

suplementación con EPA y DHA¿Proporcionan las ácidos grasos Omega-3 ayuda a los músculos?

Los investigadores de la Universidad Hosei y la Universidad Teikyo Heisei de Japón dirigieron un análisis sobre los efectos del EPA y DHA sobre las lesiones nerviosas y musculares, así como sobre la masa muscular y la fuerza, analizando los ensayos llevados a cabo en humanos y animales.

En cuanto al déficit de fuerza muscular, observaron que mediante su combinación, los efectos de la suplementación con EPA y DHA sobre la pérdida de fuerza tras las contracciones excéntricas (aquellas en las que el músculo se alarga, se extiende) han sido “polémicos”. Algunos estudios no han demostrado diferencia significativa alguna en la fuerza muscular tras la ingesta de EPA y DHA.

Sin embargo, estos estudios han tenido una duración de 3-4 semanas, y se ha informado que la suplementación con EPA y DHA requiere entre 30 y 60 días para mejorar el déficit de fuerza muscular de manera eficaz.

Los investigadores añadieron: “En cuanto a los marcadores de inflamación séricos tras contracciones excéntricas, la suplementación con EPA y DHA inhibe la elevación del factor de necrosis tumoral α (TNF- α) e interleucina-6 (IL-6), que son marcadores inflamatorios en sangre”.

fuerza muscularEn lo que respecta al dolor muscular de aparición tardía (DMAT), señalaron que el EPA y DHA demostraban un efecto dependiente de la dosis: 0,6 gramos diarios de EPA y 0,26 gramos diarios de DHA durante 8 semanas tuvieron un resultado positivo y se recomendó un ratio de 2:1 (2 partes de EPA por 1 de DHA) para un impacto sinérgico en la atenuación del DMAT.

Se informó de que el daño neuromuscular también podría reducirse con la suplementación de EPA y DHA, pero solo se revisó un estudio (llevado a cabo en ratas diabéticas), por lo que se necesita investigación adicional en este área.

Además, se dijo que en los ensayos con animales el EPA y DHA prevenían la reducción de masa muscular, pero los estudios en humanos sobre este tema han sido limitados, con discrepancias entre los diferentes ensayos.

Si bien las personas mayores de entre 60 y 85 años que consumieron 1,86 gramos de EPA y 1,5 gramos de DHA diarios durante 6 meses experimentaron un aumento de la masa muscular de los muslos, los hombres más jóvenes (de 21-24 años) que consumieron 3,5 gramos de EPA y 0,9 gramos de DHA diarios antes y después del ejercicio de alta intensidad no mostraron tales beneficios, lo que deja poco claro el papel de EPA y DHA sobre la masa muscular en condiciones de entrenamiento.

el EPA y DHA son eficaces en la adaptación neuromuscular tras el entrenamientoPosibles mecanismos

Los investigadores escribieron: “el EPA y DHA son eficaces en la adaptación neuromuscular tras el entrenamiento. Un mecanismo posible para este efecto es el aumento de la incorporación de los ácidos grasos omega-3 en las células, en particular en el nervio y el músculo”.

Añadieron, sin embargo, que los mecanismos biológicos precisos que subyacen el impacto positivo de EPA y DHA sobre el músculo y las neuronas son desconocidos y que se necesitan estudios adicionales para determinar estos mecanismos.

Concluyeron: “El EPA y DHA tienen varios papeles positivos para la función y el daño del ejercicio. Desafortunadamente, actualmente no hay periodos ni dosis óptimos aclarados para EPA y DHA. Por ello, es necesario que en el futuro se investiguen condiciones apropiadas considerando la edad, género, experiencia de ejercicio, enfermedades…”

“En particular, la ingesta de EPA o DHA por si solos no provocó atenuaciones en varios marcadores del daño muscular. Por ello, especulamos que el EPA y DHA podrían tener distintos roles y, por lo tanto, la ingesta simultánea de ambos tiene un efecto sinérgico”.

Omega-3 EPA y DHA“Es necesario que en el futuro se investiguen diferentes periodos de ingesta y dosis de EPA, DHA o del efecto sinérgico de la ingesta simultánea en otras intervenciones que incluyan el daño del nervio y el músculo y el entrenamiento”.

Mikel García Iturrioz

Referencias

Ochi E, Tsuchiya Y. Eicosahexanoic Acid (EPA) and Docosahexanoic Acid (DHA) in Muscle Damage and Function. Nutrients. 2018 Apr 29;10(5). pii: E552. doi: 10.3390/nu10050552.

¡Compártelo con tus amigos!