Este hombre se quedó dormido en el lugar donde trabajaba y, para burlarse de él, sus compañeros de trabajo deciden despertarle de una manera bastante cruel. Luego de ubicar frente al dormilón un par de ruedas y un cartón simulando un camión, tocan su potente bocina. Mira cómo reaccionó el pobre hombre.

¡Compártelo en tus Redes!