Cada cuánto debemos lavarnos el cabello

A lo largo de toda tu existencia te han dicho que te laves el cabello de forma frecuente, te niegas y dejas que el tiempo pase en un acto de rebeldía, pero quizás llevar la contraria si tenía sentido. Seguro que has cuestionado cuántas veces te deberías lavar el pelo, pues ya hay una respuesta oficial por parte de la ciencia.

Al salir de tomar una ducha el cabello empieza una etapa gradual donde, a medida que pasan los días, adquirirá más brillo, un tono más ocurro y, ante todo, un aumento de la grasa.

Este fenómeno ocurre igualmente en tu rostro: se vuelve graso debido a que las glándulas cutáneas generan una sustancia aceitosa denominada sebo, elemento que humecta el cabello e impide que se seque.

Los folículos que general el sebo responden al nombre de glándulas sebáceas, están ubicadas junto a las raíces del pelo en la superficie de la piel, conocida como “dermis”. Las vías de estos folículos guían a la glándula pilosa, de esta forma es como el sebo sale de la dermis y llega al cabello, tal como podemos apreciar en la siguiente ilustración:

raíces del cabelloDe acuerdo al dermatólogo Paradimi Mirmirani: “Cada individuo produce una cantidad distinta de sebo. Entra en juego tanto la genética como hormonas, teniendo un peso primordial la cantidad de sebo que producimos en un instante concreto”.

Sumado a ello, las hormonas que ocasionan la generación adicional de sebo son eyectadas durante la pubertad, razón por la que el cabello es más graso y aparece el prominente acné en la adolescencia.

Tras conocer esto, todavía quedan interrogantes como ¿cada cuánto tiempo hay que lavarse el cuero cabelludo? Bien es cierto que la respuesta no es global y no se aplica de forma general, por lo que depende de cada persona, pero existen ciertos patrones comunes. El primero de ellos es el más obvio: los científicos señalan que ninguna persona debe lavarse el cuero cabelludo a diario, un mito aceptado que se ha mantenido.

ninguna persona debe lavarse el cuero cabelludo a diarioTanto es así, que de acuerdo a la dermatóloga y directora de la clínica para el cabello de Boston Medical Center Lynne Goldberg, enjuagar de forma tan frecuente puede ser perjudicial para la persona:

Contrario a lo que la gente cree, quienes se lavan el cabello tan a menudo suelen tener más resequedad en el cabello, debido a que generan más aceite.

Aparte de dejar a un lado los lavados diarios con champú, existen otros factores importantes que van a determinar cuál es el intervalo de tiempo necesario para cada uno:

El tipo de piel

Suena algo lógico. Los científicos explican que si la dermis y el cuero cabelludo están en un punto promedio tras un baño (ni muy graso ni muy reseco), lo normal es que solo necesites lavarlo de una a dos veces por semana. La Universidad de Columbia realizó una investigación que justamente avala este punto. Si, por el contrario, tienes un cabello graso quizás debas lavarlo más veces, de 3 a 4 veces por semana.

La textura del cabello

Este factor es fundamental dado que afecta la rapidez con la que el sebo se propaga desde las raíces hasta la punta del cabello. Importante si el tipo de cabello es áspero o rizado tiene un proceso más lento en cuanto a la distribución del sebo. En caso de tener este tipo de pelo, los expertos de Columbia recomiendan que te lo laves una vez por semana.

La textura del cabelloY aquellos que poseen un tipo de cabello fino y liso seguramente necesiten lavarlo con champú 2 ó 3 veces a la semana.

Tratamientos

Por último, hay que tener en cuenta los productos y tratamientos que se usan o se deberían de usar cada vez que se lava el cabello. Si eres de las personas que cambia de estilo capilar a menudo es probable que tengas el pelo algo dañado, por lo que deberás lavarlo con menos regularidad, según los expertos.

Quizás la mejor manera de identificar en qué punto está tu pelo y qué recomendaciones seguir es haciendo la prueba ampliando y acortando el intervalo de tiempo entre lavados. Al fin y al cabo, tú conoces mejor tu pelo que cualquier experto o peluquero, por lo que haciendo unas cuantas pruebas lograrás la mejor solución.

¡Compártelo en tus Redes!