“Como si explotara una bomba atómica por segundo”: La aterradora equivalencia del calentamiento global de los océanos

Son los océanos los que han absorbido más del 90% del calor que acumulan las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que el 10% restante actúa sobre la tierra, el aire y los casquetes polares.

calentamiento global de los océanos

Una investigación científica divulgada en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos indicó que las ascendentes concentraciones de gases de efecto invernadero son las responsables de que los océanos absorban casi todo el calor del planeta.

De acuerdo a la información que la investigación arrojó, se estima que en promedio, el calentamiento de los últimos 150 años equivaldría al estallido de 1,5 bombas atómicas (como la de Hiroshima), informa el diario británico The Guardian.

Las emisiones de carbono no dejan de aumentar

Dana Nuccitelli, científica especializada en el medio ambiente, considera que la velocidad del calentamiento global causado por las emisiones de CO2 se ha incrementado significativamente en las décadas recientes.

Así entonces, si se toman en cuenta intervalos de tiempo más actuales, incluso este aumento de temperatura podría compararse hasta con los efectos de entre tres y seis bombas atómicas por segundo.

La aterradora equivalencia del calentamiento global de los océanosCuando se habla de esta clase de comparaciones, la profesora y directora de la investigación Laure Zanna de la Universidad de Oxford (Reino Unido), explicó que generalmente se procura comparar el calentamiento global con la utilización de la energía humana “para que no suene tan aterrador”, pero aclaró que sin duda se trata de un escenario bastante preocupante, dado que el calor total que absorbieron los océanos en el último siglo fue alrededor de 1.000 veces la utilización anual de energía de todos los habitantes del mundo.

Adicionalmente, el estudio estableció que los mares han absorbido aproximadamente el 90% del calor acumulado por las emisiones de gases de efecto invernadero y solo el 10% restante afecta la tierra, el aire y los casquetes polares.

Por último, los expertos han advertido sobre los graves efectos que estas circunstancias producen en el incremento del nivel del mar, poniendo en riesgo a miles de millones de habitantes de las ciudades costeras. Los científicos agregan que la elevada cantidad de energía que captan los océanos hace que los tifones y huracanes tomen mayor intensidad.

¡Compártelo con tus amigos!