El deterioro del esperma de los hombres provocaría la extinción de los humanos

Un grupo de científicos, después de realizar importantes investigaciones, ha estado alertando sobre la mala calidad del esperma que producen los hombres en algunos países desarrollados. Estas advertencias no se han dejado pasar a la ligera, sin embargo, a quienes las califican de exageradas.

La reconocida revista Human Reproduction Update, de la Universidad de Oxford del Reino Unido, publicó un estudio donde se demuestra que la calidad del esperma de algunos hombres de Australia, Norteamérica y Europa se ha reducido aproximadamente un 50% en los últimos 40 años, informa la cadena BBC.

Hagai Levine, un epidemiólogo y reconocido líder de investigación de la Universidad Hebrea de Jerusalén en el área de la salud pública, dijo que se sentía “muy preocupado” por lo que esta situación podría representar para el futuro del mundo si la tendencia no cambiaba pronto.

Levine expresó una gran preocupación y advirtió que esto podría representar la extinción de nuestra especie humana. Algunos científicos que no formaron parte del grupo de investigación reconocieron el buen nivel del estudio que se realizó, sin embargo, les pareció muy prematuro llegar a ese tipo de conclusión en la actualidad.

Reducción de la cantidad y calidad

Los resultados de 185 estudios que se realizaron entre los años 1973 y 2001  fueron incluidos en la investigación de Levine. En esos estudios se analizaron muestras de semen de aproximadamente 43.000 hombres

Esto convierte a la investigación de Levine en una de las más grandes del mundo en esta área. Uno de sus hallazgos más importantes fue la reducción del 52,4% en la concentración del esperma, igualmente una importante disminución del 59,3 % en el conteo de espermatozoides en algunos hombres de Europa, Norteamérica, Nueva Zelanda y Australia.

La investigación de Levine analizó los resultados de estudios anteriores con muestras de semen de casi 43.000 hombres.

Algunos datos preocupantes que aportan el estudio indican que la tasa de reducción entre los hombres que viven en los países que se mencionaron anteriormente, es continua y además es muy probable que vaya aumentando poco a poco.

Algunos estudios realizados anteriormente han demostrado un brusco descenso en el conteo de espermatozoides en los países desarrollados o con economías prósperas. Sin embargo, los científicos más suspicaces señalan que en muchos de estos estudios se han cometido errores.

Han tomado muestras relativamente pequeñas en algunos casos o han incluido solamente el esperma de hombres que han asistido a consultas en clínicas de fertilidad, por esta razón es más probable que esas muestras presenten baja calidad de semen.

Realizando un análisis de este conjunto de factores se puede llegar a la conclusión de que se ha creado una falsa visión del descenso de la calidad del esperma.

No obstante, los investigadores han señalado que algunas de estas deficiencias fueron tomadas en cuenta al momento de realizar el estudio, lo cual ha tranquilizado a algunos científicos y ha reducido su escepticismo.

Por su parte, el doctor Allan Pacey, reconocido académico del área de medicina reproductiva en la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, expresa su desacuerdo y asegura no estar convencido por los estudios que se han publicado hasta la actualidad, donde se asegura que ha reducido la calidad del esperma del hombre en los últimos años.

Aunque el estudio de Pacey es uno de los más grandes que se han realizado, aún genera escepticismo.

Muchas de las deficiencias de estudios que se realizaron en años anteriores son afrontadas de forma directa por la investigación del doctor Levin y la de sus compañeros.

Motivos de la disminución

El doctor Allan Pacey opina que a pesar de que la investigación de Levine reduce las posibilidades de los errores anteriormente señalados, no los elimina por completo. Por eso considera que sus resultados deben ser manejados con mucha prudencia.

Según Pacey el debate aún no se puede cerrar y es obvio que aún queda mucho trabajo por hacer para poder llegar a conclusiones definitivas.

De cualquier manera, lo que si es cierto es que el estudio representa un gran paso en la depuración de la información y será de gran importancia para poder definir estudios mejores para examinar este tema con profundidad.

No hay nada que demuestre o que explique la aparente reducción de cantidad de espermatozoides presentes en el esperma, no obstante se ha venido asociando con factores como el estrés, la obesidad, la exposición a químicos presentes en plásticos y pesticidas, el tabaco y dietas con alto contenido de grasas saturadas y la falta de ejercicio físico.

La obesidad y una dieta alta en grasas son algunos de los factores que podrían afectar la producción de esperma.

El autor de la investigación, advierte que es urgente encontrar el motivo de por qué la calidad del esperma está disminuyendo. Para Levine es muy importante encontrar la manera de cambiar esta tendencia lo más pronto posible.

En este sentido expresa su preocupación sobre el futuro de la humanidad al afirmar que si no se cambian nuestros hábitos de vida y los químicos a los que estamos expuestos en nuestra rutina diaria, nuestro futuro será incierto.

¡Compártelo en tus Redes!