Un minucioso análisis  del sistema muscular de los chimpancés ha descubierto la causa física de que esta especie de primates tengan más fuerza que los seres humanos: Se refiere a una proporción mayor de un tipo de fibra muscular de contracción rápida, empleada en movimientos como empujar o saltar.

La ‘super fuerza’ de los chimpancés

“Desde al menos la década de 1920 (indica el estudio), se sabe que los chimpancés comunes (Pan troglodytes) difieren de los seres humanos en ser capaces de hazañas excepcionales de ‘super fuerza’, tanto en el medio silvestre como en cautividad”. Ahora se conoce con exactitud por qué y en qué medida su fuerza es superior a la del hombre. Se calculaba que un chimpancé común tenía una fuerza 1,5 veces mayor que la de un ser humano. El nuevo análisis fundamenta una medida ligeramente inferior: 1,35.

El estudio, dirigido por el investigador de la Universidad de Arizona Matthew C. O’Neill, señala que, a lo largo del proceso evolutivo, el linaje que encaminó a los actuales humanos experimentó variaciones adaptativas en su musculatura, con el propósito de favorecer las condiciones de motricidad de una especie que ya caminaba erguida y que se veía en la usual necesidad de recorrer largas distancias.

Concretamente, la menor longitud de las fibras musculares en los humanos y una proporción superior de fibras de reacción lenta pudieron contribuir al aumento de su capacidad de resistencia, disminuyendo así la fuerza que sí mantuvieron los chimpancés.

Para realizar el análisis los investigadores recurrieron a estudios anatómicos del sistema músculo-esquelético de chimpancés que tras su muerte habían sido congelados, así como a simulaciones computarizadas del movimiento muscular. Así entonces, el resultado es esta nueva forma de comprender las diferencias de fuerza entre chimpancés y humanos, que explica y precisa un asunto estudiado extensamente por la ciencia durante el último siglo.

¡Compártelo en tus Redes!