Los científicos advierten que millones de personas en todo el mundo podrían estar en peligro al cocinar el arroz de manera incorrecta, puesto que el método común de cocer este cereal puede dejar residuos de arsénico en el alimento, informa ‘The Independent‘.

Durante su crecimiento en cultivos, el arroz queda contaminado por pesticidas y toxinas industriales, y el arsénico que esas sustancias contienen puede ocasionar problemas graves de salud, entre los que se resaltan diabetes, enfermedades del corazón e incluso cáncer, así como trastornos en el desarrollo mental.

¿Cómo hay que cocinar el arroz?

El profesor de ciencias biológicas Andy Meharg, de la Universidad Queen’s de Belfast, en Reino Unido, ha demostrado mediante un experimento cómo hay que cocinar este grano tan popular para que no represente ningún peligro.

En una emisión del programa ‘Trust Me, I’m a Doctor’ (‘Confíen en mí, soy doctor’) de la BBC, el especialista calculó el nivel de arsénico en el arroz luego de ser cocido siguiendo tres distintos métodos.

En el primero, el cereal fue hervido utilizando la proporción de dos partes de agua por una de arroz, evaporándose así el líquido durante la cocción. Según Meharg, esta manera tan común de cocinar el arroz deja la mayoría de arsénico en el alimento.

Para el segundo método, el biólogo recurrió al uso de una proporción de cinco partes de agua por una de arroz para su cocción, y esto permitió reducir hasta un 50% la cantidad del elemento venenoso en el grano.

Pero el método más eficaz y adecuado resultó ser el tercero, para el cual el cereal se dejó en remojo en agua durante toda la noche y luego se puso a cocinar en una relación de cinco a uno. Después de este procedimiento, la cantidad de arsénico en el alimento disminuyó cerca del 80%.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR