Comprar TPV de segunda mano, ¿la mejor solución para el emprendedor?

Si vas a abrir algún comercio y quieres reducir la inversión, piénsatelo bien antes de comprar un tpv y no vayas directo a por la novedad.

tpv segunda mano

En los tiempos que corren, todos los comercios que se precien deben tener un elemento común. No hablamos solo de ofrecer una buena atención a la clientela junto con un servicio o un producto de calidad, sino de las instalaciones. Y es que en todos ellos debe haber un aparato que se encargue de registrar las cuentas, contabilizar el dinero que entra y las devoluciones que salen de forma automática, hacer tickets, permitir cobros con tarjeta. En definitiva, llevar todo lo relacionado con el dinero. Todo lo que hace un Terminal Punto de Venta, más conocido como tpv.

Estos aparatos, presentes en cualquier tienda que conozcas, son la herramienta ideal para poder tener la total tranquilidad de que las cuentas se hacen bien. No hay establecimiento que no cuente con uno, y es que se han convertido en todo un estándar más que establecido en la actualidad. Desde aquellas viejas cajas registradoras hasta los modelos más novedosos que tenemos hoy en día, siempre ha existido la figura de una máquina encargada de llevar las cuentas y facilitar o bloquear el acceso al cajon portamonedas.

El problema es que, para muchos, es difícil encontrar uno de estos sistemas a precio económico. Siendo tan importantes como son, es cierto que escatimar en gastos no es lo más recomendable; sin embargo, a veces es complicado poder costearse uno, sobre todo en un negocio que está comenzando a dar sus primeros pasos. Lo mejor que podemos recomendarte en esta situación es hacerte con un tpv segunda mano. Sus prestaciones son las mismas, su precio bastante inferior, pero la gran diferencia es que no se trata de algo completamente nuevo.

Gracias al mercado de la segunda mano puedes comprar tpv baratos sin tener miedo a lo que pueda sucederle a tu cartera. Al tratarse de aparatos que requieren cuidado, es muy fácil encontrarlos a un precio mucho más inferior que de primera mano y sin desperfectos. Sin complicaciones y sin necesitar buscar mucho, en poco tiempo puedes tener uno de estos terminales sin pagar más de lo que debes, o puedes.

¿Por qué un TPV de segunda mano?

En primer lugar, porque es necesario. No hay comercio en la actualidad que no tenga uno de estos aparatos encargado de gestionar todo lo relacionado con los cobros y la caja. Su uso ha pasado de ser algo complementario o de ámbito reducido a extenderse por la totalidad de las tiendas o de sitios donde se hagan pagos. En definitiva, si vas a montar algo, te hace falta un TPV.

Con esta necesidad por delante y la gran ventaja que supone, la mayor barrera para cualquier nuevo negocio es la inversión y la programación del terminal punto de venta. Según el tipo de comercio en el que se ubique, ha de cumplir una serie de requisitos o configurarse de determinada forma para que funcione debidamente. Sin embargo, si acudes a un tpv de segunda mano, puedes asegurarte de que provenga de un tipo de establecimiento similar al tuyo. De esta forma, sabes de antemano que es el adecuado y, además, es más que probable que el tiempo necesario para prepararlo sea mucho menor.

En cuanto a lo económico, solo hay que echar un vistazo a portales web especializados como nuestra tienda de informática para comprobar que la diferencia es más que notable. En caso de necesitar algo rápido para comenzar a funcionar pronto, o simplemente preferir hacer una inversión menor de entrada, de nuevo la opción más adecuada es acudir a la segunda mano. Puedes encontrar tpv baratos en unas condiciones prácticamente impecables, casi como si estuvieras frente a uno recién salido del almacén.

Comprarlos no es complicado, ya que en páginas como Infocomputer puedes toparte con infinidad de estos tpv a precio reducido siempre con stock disponible y con envíos a domicilio si es necesario. Todas las facilidades tanto en trámites como en la compra, gracias a pasarelas de pago seguras y todos los estándares de los comercios electrónicos actuales, hacen que decantarse por comprar tpv baratos online sea una opción cada vez más elegida por los emprendedores.

¿Vas a comenzar tu carrera en solitario montando un negocio por tu propia cuenta?, ¿es de ámbito comercial? En ese caso, ya sabes que puedes comprar un buen terminal de punto de venta de segunda mano que cumpla a la perfección con lo que necesitas y que, además, esté completamente equipado. Sus precios, mucho más baratos, no influyen en sus capacidades y no empañan sus prestaciones. Esta vez, lo barato no sale caro. Al revés, no es más que ventajas para que sigas adelante en tu negocio con el mejor equipamiento.

¡Compártelo con tus amigos!