Lo que debes saber antes de comprar una casa

Nadie lo dice en voz alta, pero dar el gran paso de comprar una casa es uno de los momentos más importantes de nuestra vida. Lanzarse a ello implica prepararse para hacerse con un elemento vital, y por supuesto realizar una de las mayores inversiones que jamás hagamos.

Esto no es como un huevo que se echa a freír, hay que meditar con seriedad tanto las capacidades económicas como las calidades y los costes que supone la vivienda en cuestión. Sobre todo si miramos a la crisis que recientemente ha estado golpeando todo nuestro país y que ha desencadenado tantos y tantos problemas con los hogares y los pagos de hipotecas.

Afortunadamente, la situación se ha estabilizado y las cosas han cambiado en muchos sentidos para bien. La sombra de esa época sigue presente, y aún quedan muchas cosas por arreglar; pero el estallido de la burbuja inmobiliaria ya ha pasado y ahora, en pleno 2017, hacerse con un hogar sale mucho más barato que antes. Es buen momento para comprar una casa, pero siempre y cuando se haga con detenimiento y mucha meditación.

Si todavía no lo tienes claro, vamos a darte una serie de consejos y pautas que debes tener en cuenta antes de comprar una vivienda. Todo aquello que cualquiera necesita saber antes de ponerse a buscar y mucho menos de firmar nada.

Finalidad de la compra

Este elemento puede parecer de cajón, pero lo primero que hay que valorar es para qué se va a efectuar la compra. No es lo mismo llevarla a cabo para convertirla en tu vivienda habitual que para intentar hacer negocio con ella poniéndola en alquiler. Dependiendo de la finalidad que se busque, conviene tener en cuenta una serie de factores de peso.

Si lo que quieres es comprar una casa para alquilarla a futuros inquilinos, el primer punto a considerar, y que recomiendan numerosos expertos del sector como doomos, es que se encuentre en la misma ciudad o pueblo en el que vives. ¿El motivo? Las necesidades de los huéspedes. Si es necesario llevar a cabo algún tipo de reparación o incluso efectuar alguna reclamación, es muchísimo más cómodo hacerlo cuando la vivienda se encuentra en la localida donde resides.

También hay que tener en cuenta dónde se encuentra en el interior de una localidad. Por ejemplo en Santiago de Chile, capital de Chile, el centro es de las zonas más baratas para efectuar una compra, lo que te permitirá sacar beneficio más rápidamente con un alquiler adecuado.

En el caso de que lo que busques sea un hogar para ti, no descartes acudir a alguna que ya haya sido habitada. Puede tener todo el mobiliario instalado y una disposición perfecta para ti, además de garantizar la habitabilidad. Aquellas que no han sido usadas y que requieren obras pueden salir mucho más caras, y eso es algo verídico tanto aquí como en Ecuador, salvo que te topes con una auténtica ganga.

Cuidado con los precios

Sí, es algo que parece de cajón, pero conviene remarcarlo. Debes tener la total seguridad de que vas a poder pagar el importe de la casa en los plazos establecidos para evitar cualquier tipo de problema tanto con el vendedor como con la entidad que te conceda la hipoteca, en el más que probable caso de que acudas a una.

Para hacer esta valoración, ten en cuenta tanto el precio que se pide por la compra como todos los gastos adicionales que envuelven al procedimiento. Recuerda que hay impuestos, y que estos tienen bastante peso en función del país donde se vaya a tramitar todo. Por citar un ejemplo, Colombia y España gozan de sistemas diferentes, y eso se nota en estos costes añadidos.

En caso de que se trate de una segunda vivienda, que vayas a mudarte de otra. Procura haber cerrado el pago de la anterior para no tener que sumar más dinero a final de mes. Además, cuando solicites tu hipoteca, haz lo posible por que el importe mensual no supere más del 40% de los ingresos que entran si no quieres complicaciones.

Estos dos elementos son los fundamentales a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda. Hay más a valorar, como por ejemplo la ubicación tanto por localidad como en su interior, como ya hemos citado antes, pero no le resta importancia a los factores que hemos mencionado aquí.

Volvemos al punto de partida. Hacer la compra de una casa es uno de los pasos más importantes de nuestras vidas, no solo por el dinero, sino por la importancia que supone adquirir una vivienda propia. No des pasos en falso y presta atención a todo antes de decidirte.

¡Compártelo en tus Redes!