Qué es una campaña de Drip Marketing

Una de los grandes desafíos de las empresas de marketing ha sido tener que adaptarse a los cambios en cuanto a las preferencias del usuario. Para llegar correctamente al cliente ideal se deben utilizar los medios correctos, pensar campañas adecuadas para cada cliente y estar atentos a los posibles cambios digitales y tecnológicos que sean parte de la vida del usuario.

Si pensamos en el correo electrónico por ejemplo, durante mucho tiempo ha sido el canal de comunicación por excelencia. Hoy sigue siendo muy utilizado y también, ha sido parte del cambio en el marketing. Por ejemplo, muchas empresas se han dado cuenta de que, al tener nuevos suscriptores, éstos no han podido ver correos anteriormente enviados al hacer la suscripción. Y es aquí donde el Drip Marketing aparece como la solución.

Las campañas de Drip Marketing, tal como explica el consultor de publicidad Javier Ibañez en uno de sus textos, “son conjuntos automatizados de correos electrónicos que son enviados basados ​​en las acciones de cada usuario.” De esta manera, la empresa puede mantenerse en contacto con sus suscriptores utilizando como guía ciertos eventos, como registros o visitas a su sitio.

Se trata de enviar la información correcta, en el momento adecuado, a la persona indicada. Una de las características más favorables de los drip emails es la posibilidad de automatización. Se escriben los correos y según ciertas acciones del usuario éstos se envían de manera paulatina y teniendo en cuenta el tiempo de interacción del posible cliente con la empresa en cuestión.

¿Funciona realmente el Drip Marketing?

Está comprobado que al enviar correos electrónicos específicos se llega a tener 18 veces más ingresos que en la forma tradicional de envíos. Podemos decir que este tipo de campañas no sólo son eficientes, sino también rentables.

Al recibir un email que brinde específicamente lo que uno necesita, hay más oportunidad de hacer click y de eso se trata esta estrategia. Lo principal es segmentar correctamente la base de datos, establecer ciertas pautas de envíos y ofrecer contenido que eduque y ayude al usuario, recompense a clientes y atraiga a aquellos indecisos.

La clave de un buen funcionamiento de drip marketing está en no exagerar ni escatimar. Se trata de encontrar el punto medio en la cantidad de envíos, el momento justo para hacerlo y ser específicos en cuanto a segmentos para el envío de los mismos.

¿Cuándo utilizar Drip Marketing?

El objetivo primordial de este tipo de estrategia es lograr el compromiso del cliente con el producto o servicio de la empresa en cuestión. Además, permite obtener información clave acerca de las preferencias de cualquier usuario. ¿Quieres conocer algunos casos de uso? A continuación verás algunos ejemplos:

  • Campañas educativas
  • Mensajes de bienvenida
  • Onboarding
  • Carritos de Compra Abandonados
  • Recomendaciones
  • Renovaciones
  • Confirmaciones
  • Engagement
  • Cursos
  • Cancelación de suscripción

Muchas son las posibilidades al utilizar este tipo de campañas; desde emails de bienvenida hasta aquellos destinados a ofrecer recomendaciones a los usuarios. Lo importante es hacerlo de manera inteligente.

¡Compártelo en tus Redes!