Los accidentes por quemaduras en el hogar ocurren con frecuencia y representan una amenaza potencial para la salud de los niños.

A continuación, enumeramos algunas medidas preventivas para proteger a los menores de estos peligrosos contratiempos.

Lo que debe hacer

-Regule la temperatura del calentador a no más de 120o F/ 48o C, o por debajo de la me
-Establezca una “zona prohibida” para los niños: en la cocina, alrededor del horno, asador u otros objetos calientes
-Mantega los alimentos y las bebidas calientes separadas del borde de las mesas, repisas o tableros.
-Use vasijas o jarros con tapas bien ajustadas para todas las bebidas calientes.
-Coloque las ollas, cacerolas y sarténes en las hornillas traseras del fogón, con las agarraderas apartadas de los bordes y lejos del alcance de los niños.

Lo que NO debe hacer

-No deje a los niños desatendidos en la bañera; si necesita salir, llévelos con usted.
-No permita a los niños más pequeños ajustar la temperatura del agua, y cuando se bañen, siéntelos separados de los grifos.
-No coloque ningún objeto o alimento caliente sobre manteles o mantelillos que los niños puedan tirar de la mesa
-Evite dejar colgando sobre los bordes de mesas o repisas los cables de freidoras, tostadoras, planchas, etc.

Cómo proceder si ocurre una lesión por quemaduras

1) Enfríe el área afectada con agua fresca (no fría) para detener el proceso de la quemadura.
2) Libere de ropas, pañales y joyas toda la zona lesionada.
3) Cubra el área de la quemadura con vendajes limpios.
4) Busque atención médica especializada de inmediato.

Los hechos

-El costo medio anual de las lesiones por quemaduras asciende a 44 millones de dólares.
-En 2011, más de 136,000 niños fueron atendidos en salas de emergencia con lesiones por quemaduras.
-Alrededor de 1,100 niños mueren cada año como consecuencia del fuego y las quemaduras.

¡Compártelo en tus Redes!