Consejos para reponerte de una ruptura amorosa

Consejos para reponerte de una ruptura amorosa

Atravesar una ruptura sentimental es siempre un mal trago que generalmente se bebe lento; un periodo de luto y de tristeza que puede ayudarte a crecer y a comprender tus propios sentimientos. Pero también depende de ti atravesarlo como un ciclo que dará paso a un periodo mejor, y aquí te damos un par de consejos para vivir este periodo de la mejor manera: 

– Cuídate: aunque es un periodo de tristeza, no dejes que tu salud se vea comprometida por los estragos de tu nuevo estado civil y si te descuidas físicamente añadirás un problema más a tu estado psicológico. Mantener una alimentación sana y hacer un poco de ejercicio diario te ayudarán a liberar tensiones, aclarar tus pensamiento y a subir endorfinas.

– Evita las conductas nocivas: es normal que al salir de una relación o atravesar por un procesos doloroso como la pérdida física de alguien, queramos lanzarnos a cometer cualquier tipo de abusos y excesos de comida, alcohol o sustancias tóxicas. Recalcamos: cuídate. Tu salud física será muy necesaria para recuperar tu salud mental.

– Busca ayuda si la necesitas: de tus amigos, de tu familia, de un profesional. Si sientes que necesitas un apoyo extra, no dudes en pedirlo a la gente que tienes alrededor. Estos lazos te harán sentir amado, respetado y valorado, tres de los aspectos de la autoestima que más sufren durante una ruptura sentimental.

– No temas abrir tus posibilidades: hazte un cambio radical de look que te haga sentir renovado, empieza proyectos nuevos, múdate o atrévete a conocer mujeres solteras Barcelona. El periodo posterior a una ruptura es para reencontrarnos con nosotros mismos y encontrar nuestro lugar en esta nueva realidad.

– Agradece lo bueno que te quedó de tu relación: este punto es una de las metas durante tu proceso de sanación, sobre todo si fue una relación que duró años, donde se compartieron experiencias, aventuras y sueños. Todos los momentos de felicidad hay que agradecerlos y atesorarlos, y usarlos para sanar los momentos malos.

– Saca lecciones: de todas las rupturas se aprenden aspectos de nosotros mismos que no conocíamos o que salen a la luz ante la pérdida de tu pareja. Si se toma la ruptura como el proceso de aprendizaje que es, es mucho más fácil vivir el proceso de una manera positiva e incluso beneficiosa.

¡Compártelo con tus amigos!