Corea del Norte es el país más feliz del mundo, así lo aseguran sus habitantes
Un equipo periodístico de la agencia rusa de noticias RT se adentró en Corea del Norte mientras se llevaba a cabo dos de sus principales festividades: el aniversario de la llegada al mundo de Kim Il-sung y de Kim Jong-il. Su informe brinda una desconocida e interesante visión del país asiático, recogiendo testimonios de sus habitantes que, según ellos, son las personas más felices del mundo.

“Corea del Norte es el mejor país del mundo”

Aunque es esta nación no existe el libre acceso a Internet (solo puede usarse una red interna), su gente afirma que Corea del Norte es el país con más poder y desarrollo económico del planeta. “Gracias a la revolución estable de nuestro líder y comandante supremo, vivimos ahora en el mejor país del mundo. Y los que se atreven a pensar lo contrario son nuestros enemigos”, manifiesta Pak Chol San, un destacado estudiante en Pionyang.

Según él, los surcoreanos “son solo títeres” que “intentan destruir nuestro sistema socialista valiéndose de la ayuda de pobladores estadounidenses, que en Corea del Sur de sienten como en casa”. “En pocas palabras, Estados Unidos no quiere que prospere nuestro país”. agrega.

En este sentido, la distinguida estudiante Kim Chung Bok, relata que al ver las noticias se ha percatado de que en el extranjero “si necesitas que te hospitalicen, incluso la prueba más sencilla debes pagarla”. “Respecto a nuestro país, todo, tanto una prueba de rutina como una cirugía o cualquier medicina, la cubre el Estado. Por el contrario, en otros países no pueden tener educación o tratamientos médicos gratis, ¿verdad?, cuestiona. “El mundo entero nos envidia, y de ello estamos orgullosos”, concluye.

El lider norcoreano Kim Jong-un, quien es considerado “el padre de todos” en el país asiático.

Kim Jong-un, “el padre de todos”

El líder norcoreano ordenó la construcción del campamento infantil Songdowon, dedicado exclusivamente a la atención de niños huérfanos. Junto a esa estructura se ubica una estación de tren para ofrecer servicio de manera especial a estos menores. “Qué sucede en este caso en los países capitalistas? Los niños que han perdido a sus progenitores no tienen un hogar, son dejados a su suerte y van deambulando por todos lados. En Corea del Norte es inconcebible que un niño huérfano no tenga un sitio que lo reciba“, explica Kim Sang Yong, director del campamento.

De igual manera, muchos norcoreanos veneran a su gran líder porque, para ellos, desempeña un rol de padre que cubre todas sus necesidades. “Más que nadie, nosotros los huérfanos, sentimos el amor de nuestro querido y respetado líder, y por eso somos incluso más felices que los niños que sí tienen padres. Hace que no envidiemos absolutamente nada a nadie” asegura Ko Jin, integrante pionero en un orfanato de Pionyang. “A nuestro líder todos nosotros lo llamamos el camarada Kim Jong-un, ‘nuestro padre'”, expresan en coro un grupo de niños. A continuación el video del documental preparado por RT:

¡Compártelo en tus Redes!