La sociedad patrimonial, ¿interesante para todos o cosa de ricos?

La sociedad patrimonial

En los últimos tiempos hemos escuchado hablar de las sociedades patrimoniales a causa de las noticias surgidas en torno a personajes muy famosos de nuestro país. Lo cual ha hecho suscitar muchas dudas en relación a esta figura patrimonial. Es por ello que a continuación hacemos un repaso de lo que dicen al respecto los expertos, y que es de especial interés tanto para quienes estén barajando la opción de crear una sociedad patrimonial como para estudiantes de economía o de master asesoría fiscal.

la importancia de la formación¿En qué consiste esta figura?

Antes que nada, recordemos qué es una sociedad patrimonial. Cuando se adquiere un inmueble como vivienda habitual o como segunda residencia, lo normal es hacerlo como persona física. Si es una primera entrega se tributa por el IVA, y si es una segunda transmisión se pagará el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Pero también se puede hacer a través de una sociedad patrimonial.

La ley entiende que una entidad patrimonial, y que por tanto no realiza una actividad económica, es aquella en la que más de la mitad de su activo viene constituido por valores o no esté afecta, en los términos previstos en la propia ley, a una actividad económica.

Ventajas fiscales de crear una sociedad patrimonial

Pero la gran pregunta es, ¿qué ventajas se encuentran al utilizar esta fórmula fiscal? ¿Se ahorra con ella? Los especialistas lo tienen claro: el principal objetivo es evitar una mayor tributación. Por otro lado, ¿puede encontrar un ahorro importante un ciudadano de clase media que tiene dos inmuebles si recurre a una sociedad patrimonial? A este respecto los expertos señalan que depende de cada caso, puede ser que sí y también que no.

Mediante una sociedad patrimonial familiar se gestionan bienes, pero no se lleva a cabo ninguna actividad económica. Este es el caso precisamente de un político español que ha sido noticia en los últimos tiempos. Los expertos apuntan que esta figura se emplea para gestionar los bienes patrimoniales y ahorrarse el tramo del IRPF, que se puede elevar hasta un 45% en el ámbito de las rentas. Pero a través de una sociedad patrimonial se tributa por el Impuesto de Sociedades, con un tipo de interés del 25%.

¿Cuándo interesa crear una sociedad patrimonial?

A la vista de lo anterior, parecería claro que cualquier persona que tenga dos viviendas puede ahorrarse una cantidad interesante. Pero no siempre resulta rentable, ya que esto depende de distintos aspectos. De hecho, la sociedad patrimonial solo se recomienda para quienes cuenta con rentas altas. Quienes se acogen a este mecanismo fiscal suelen ser empresarios y propietarios de inmuebles con un valor medio superior al medio millón de euros.

Constituir una sociedad patrimonial suele compensar cuando se tiene un patrimonio grande, formado por varios inmuebles, y especialmente si se encuentran alquilados y los ingresos obtenidos por las rentas del trabajo son elevados. En estos casos tributar como persona física haría que los tipos de gravamen en el IRPF aumentasen de forma más que considerable. Finalmente hay que tener en cuenta que si se tributa por sociedades se hará al 25%, pero hay que realizar simulaciones para ver cómo quedaría la situación en cada caso particular.

¡Compártelo con tus amigos!