Cuándo merecen la pena los créditos online con ASNEF

Cuando merecen la pena los créditos online con ASNEF

Los créditos online con ASNEF tienen la merecida fama de ser algo caros. Si preguntas en asociaciones de consumidores, seguramente te digan que nunca los uses. Sin embargo, hay situaciones en las que merecen la pena.

Por ejemplo, cuando recibimos una multa y no tenemos efectivo para abonarla de forma inmediata. Es comúnmente sabido que si se paga una multa en los veinte días siguientes a la fecha de la notificación, se disfrutará de un descuento del 50 %. En estos casos, lo habitual es que los intereses de los créditos online con ASNEF sean inferiores al descuento que nos harán por el pronto pago de la multa.

Para comprobarlo y estar seguro, puedes hacer una simulación gratuita de un préstamo en la web de prácticamente todos los prestamistas. Con ello sabrás claramente lo que vas a pagar, ya que la ley les obliga a informarte de ello y no podrán aplicar ningún tipo de tasa oculta. Lo que te diga el simulador, es lo que pagarás y si la cantidad de intereses es menor que el descuento, el crédito merecerá la pena.

Algo que hay que tener muy en cuenta en esta situación es que este tipo de créditos suele concederse a un plazo máximo de 30 días. Por tanto, para decidir si la operación merece la pena, hay que considerar si se podrá pagar la multa al recibir la próxima nómina o ingresos regulares que se tengan. En muchas ocasiones, se recibirá el próximo ingreso dentro del plazo de 20 días desde la notificación de la multa y puede que con ello podamos pagar dentro de plazo sin necesidad de crédito alguno.

Esto no ocurrirá únicamente en el caso de que recibamos la multa en los primeros días del mes. También, es posible que no necesitemos solicitar un crédito por la totalidad de la multa. Quizá solicitando un crédito por la mitad o por un 40 % del montante total de la multa, podamos pagarla completa poniendo la parte restante de nuestro presupuesto de gastos para este mes. Y el mes siguiente, tras el día de cobro, abonar ese 40 o 50 % en la devolución del préstamo.

En definitiva, los créditos con ASNEF pueden ser muy útiles ya que ofrecen una flexibilidad financiera enorme gracias a la rapidez con que las entidades financieras estudian las solicitudes y envían el dinero. Negarse a usarlos no tiene por qué ser lo mejor, ya que pueden existir situaciones en las que realmente merezcan la pena. Todo dependerá de las características del consumidor y su situación en ese momento.

Lo que sin duda es conveniente es conocer todas las opciones que se ofrecen actualmente en el mercado para poder tomar decisiones bien informadas. Puesto que la transparencia en la información es obligatoria, informarse es muy sencillo. No puede haber comisiones ocultas en el préstamo. Los únicos gastos, a mayores de los notificados, en los que se podría incurrir, se darían en el caso de que el cliente cometiese un impago, quisiera prolongar el plazo del préstamo o una cuestión similar.

Pero si se devuelve el dinero a tiempo, solo se pagan los precios que se indican en los simuladores, ni un céntimo más. En todo caso, el resto de comisiones también deben venir claramente estipuladas en los términos y condiciones del contrato, así que tampoco debe haber sorpresas.

¡Compártelo con tus amigos!