Las curiosas contradicciones en la vida de Osama bin Laden

El 10 de marzo de 1957 en Riad, capital de Arabia Saudita, nació Osama bin Laden. Era unos de los 50 hijos de Mohammad bin Awad bin Laden, uno de los más ricos empresarios de la construcción de ese país.

Un terrorista millonario

Fue criado como musulmán en el wahabismo, una corriente religiosa musulmana de la rama mayoritaria del sunismo. Sin embargo asistió a una escuela secular de élite y se graduó en la Universidad, aunque no se conoce con certeza si de licenciado en Administración de Empresas o Ingeniería. Una de tantas muestras del contradictorio pensamiento del quien fuera el terrorista más famoso y buscado del planeta.

Tras la muerte de su padre en un accidente aéreo en 1967, su gigantesco imperio económico, el Grupo Saudi Binladin (SBG), quedó en manos de los hijos. De esta manera, aunque Osama nunca estuvo encargado directamente de los negocios de la familia, se convirtió a temprana edad en millonario.

Entrenado por la CIA

Otro curioso aspecto de su vida es que el hombre que más odiaba a Estados Unidos y promovía su destrucción recibió en 1980 entrenamiento directo de la CIA. Esto con el propósito de conformar una guerrilla que terminara con la ocupación soviética de Afganistán, objetivo que logró en 1989 junto a los talibanes.

Fue en ese tiempo cuando creó la red terrorista conocida como Al Qaeda (La Base), cuya finalidad era implicar a Estados Unidos en un conflicto de gran magnitud contra el mundo musulmán que acabaría con los gobiernos moderados y restauraría el Califato (Un Estado islámico integrado).

Con esta intención, y utilizando su enorme poder económico, Bin Laden se dedicó a reclutar, entrenar y equipar a miles de fervientes en todo el mundo: Yemen, Chechenia, Arabia Saudita, Libia, Filipinas, Bosnia, etc. Se le atribuye la autoría intelectual de los atentados del 11S en Estados Unidos, aunque esto no pudo ser comprobado.

Aficionado a la pornografía

Si esa fecha (11 de septiembre de 2001) se hizo famoso en todo el mundo, el 1 de mayo de 2011 fue el día de su muerte durante una acción militar de Estados Unidos en Abbottabad (Pakistán); al menos esa es la versión oficial, sin tener en cuenta las múltiples teorías conspirativas.

Se conoció que el comando militar que acabó con su vida encontró abundante material pornográfico en su casa, un gusto que su amante Kola Boof corroboró, que además mencionó que una de las obsesiones de Osama era la cantante Whitney Houston. Otra curiosa contradicción para quien públicamente manifestaba su repudio por la música y condenaba la cultura occidental por sus “inmorales actos de fornicación”.

¡Compártelo en tus Redes!