de viaje con tus hijos

Ir de vacaciones con tus hijos, infantes o adolescentes, es una ocasión perfecta para la creación de entrañables recuerdos con la familia. Sin embargo, el trayecto de ida y vuelta hacia tu destino, ya sea que se recorra en auto o en avión, puede resultar en algo que definitivamente no quisieras recordar nunca.

“Los niños pueden desesperarse y estar de malas cuando viajan, lo que provoca que los padres también estén de malas y que el viaje se vuelva desagradable”, explicó Eileen Ogintz, columnista de ‘Taking the kids’, un portal especializado en viajes familiares.

En esta oportunidad, Ogintz comparte sus tácticas para conseguir que los viajes por tierra y aire sean llevaderos, e incluso agradables para toda la familia.

Si viajas en auto, haz paradas

Si vas al lugar de destino por tierra, la columnista aconseja realizar paradas cada dos o tres horas para contrarrestar el efecto que produce el encerramiento durante esos trayectos. Intenta hacer que las paradas sean placenteras: trata de organizar un picnic, aunque sea en las bancas se una zona de descanso, o dedica un tiempo a jugar en un parque. Otra idea es parar en algún lugar de interés que quede por el camino, por ejemplo, un faro.

Aprovecha el momento para estrechar lazos

Ten en cuenta tu viaje como una oportunidad para compartir tiempo y conectarte con tus hijos, indica Ogintz. En viajes terrestres, pueden escuchar audiolibros que disfruten todos, tomar turnos para colocar canciones o ensayar con juegos tradicionales como “veo, veo”. En viajes aéreos, jugar cartas, usar el sistema de entretenimiento del avión o llevar una tableta para desafiarse con videojuegos.

Aprender y escribir

Motiva a tus hijos para que se interesen por el sitio que visitarán, vean juntos una película o búscales un libro que hable sobre el sitio. Ogintz, por ejemplo, cuenta con una serie de libros infantiles de viaje sobre las más importantes ciudades estadounidenses y otros que describen los lugares más destacados de Londres.

Durante el viaje de ida, adquieran postales de lo que vayan viendo, y para el trayecto de regreso a casa invita a tus hijos a escribir detrás de cada postal sus mejores recuerdos sobre ese lugar.

Llevar comestibles especiales

No hay que subestimar el poder de los comestibles como entretenimiento, afirma Ogintz, quien recomienda llevar comida especial que tus hijos no coman habitualmente, como paquetes de sus golosinas favoritas y algunos snacks.

Permite moderadamente las pantallas

Podemos permanecer mucho tiempo frente al televisor o al móvil. “Es cierto que mantener a tus hijos pegados a una pantalla puede parecer como una simple solución para tenerlos ocupados, pero se van a cansar”, dice Ogintz, por lo que recomienda fijar limites para usar los dispositivos electrónicos. Permitirles ver un capítulo de alguna serie y luego tomar una pausa de una hora antes de ver otro capítulo puede ser una buena idea.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTETHE NEW YORK TIMES
COMPARTIR