Una larga e intensa temporada de frío es razón suficiente para que muchas familias hagan lo posible por decorar su hogar de la forma más acogedora posible, añadiendo elementos que aporten calidez a las estancias.

Existen muy pocos elementos que consigan este objetivo como lo hace una chimenea, pero la diferencia de confort y seguridad entre una chimenea y otra, puede hacer que la inversión sea más un dolor de cabeza que una alegría.

A mucha gente le parece suficiente como chimenea un hueco en la pared del salón con salida de humos hacia el exterior, pero la realidad es que esta construcción tienes más desventajas que beneficios: fuerte olor a humo en la habitación, cortinas, ropa y tapicería; calor localizado cerca de la chimenea que no llega a calentar la estancia; objetos cercanos quemados por las chispas y llenos de hollín…

Una efectiva solución

La decoración nunca debe estar reñida con la seguridad aunque muchos se empeñen en lo contrario. La solución para seguir conservando la calidez que aporta una chimenea sin convertir tu salón en una barbacoa es tan simple como instalar una puerta como las que fabrica Hot Fire Door. Las puertas Hot Fire Door protegen el salón de posibles incendios, evitan que el humo entre a la estancia y mejoran la propagación térmica del calor. Este vídeo ilustra perfectamente las ventajas de tener una chimenea con puerta a medida:

No todas las puertas del mercado logran por igual el objetivo de decoración, confort y seguridad. El truco está en este cristal vitrocerámico para chimeneas que tiene una resistencia al calor superior a cualquier otro fundido haciendo que hasta los más pequeños de la casa puedan acercarse a la fuente de calor sin ningún peligro.

Parece algo sencillo pero no lo es. La gran mayoría de personas que sueñan con tener una chimenea, cuando la tienen terminan no usándola por la incomodidad que supone y no se dan cuenta de que la solución está al alcance de su mano.

¡Compártelo en tus Redes!