divorcio notarial

Sin duda alguna, el mundo judicial es uno de los más complejos que nos encontramos hoy en día en la sociedad, con infinitos trámites de los que apenas conocemos cómo funcionan, con plazos que hay que cumplir a rajatabla y con distintas formas de actuar en función del objetivo que persigamos. Sin embargo, y pese a esa complejidad que solo entienden las personas que se dedican a este mundo de forma profesional, en más de una ocasión de nuestras vidas tendremos que recurrir a los servicios de un buen abogado, como por ejemplo a la hora de divorciarnos.

De hecho, el divorcio es uno de los trámites más habituales en los juzgados y del que más cuestiones desconocemos dado que no siempre será necesario acudir ante un juez para conseguir el divorcio, si bien es cierto que sí será necesario contar con un abogado. En concreto, se trata de una variedad conocida como el divorcio notarial, una forma de divorciarnos con la que no solo podremos acelerar todo el proceso sino con la que ahorraremos tiempo y dinero.

En ese sentido, y tal y como podemos leer en la página web http://abogadosdivorcio.com/notarial/, el divorcio notarial es un divorcio de mutuo acuerdo que podemos realizar ante notario siempre y cuando ambas partes cumplan con los siguientes requisitos previos:

  • Ambos cónyuges tienen que estar de acuerdo con los términos del divorcio; de lo contrario, será necesario tramitar el divorcio en los juzgados de forma tradicional, ante un juez que dicte la sentencia y las condiciones resultantes del mismo.
  • Será necesario que al menos hayan pasado tres meses desde la fecha en la que se contrajo matrimonio. Independientemente del tipo de divorcio que nos encontremos, es el tiempo mínimo que establece la ley para este tipo de trámites.
  • Si el matrimonio tiene hijos menores no emancipados, no se podrá aplicar esta modalidad de divorcio. Por el contrario, el divorcio deberá tramitarse en el juzgado donde se podrán determinar las diferentes condiciones del mismo, entre ellos, la situación en la que quedarán los hijos.
  • Además de eso, el divorcio deberá hacerse en el mismo municipio donde los cónyuges tuvieran el domicilio común o bien en un municipio donde resida alguna de las partes.
  • Por último, y como ya hemos mencionado antes, a pesar de ser una modalidad de divorcio que requiere menos trámites, siempre se debe contar con la presencia de un abogado. De esta manera se garantiza que ambas partes puedan recibir un asesoramiento correcto antes de redactarse el Convenio Regulador que regirá en el divorcio.

Como podemos ver, es un trámite mucho más rápido que un divorcio convencional ya que solo será necesario acudir al notario para certificar el mismo. En ese sentido, tanto el acuerdo al que lleguen ambos cónyuges como el Convenio Regulador del divorcio se podrán establecer y redactar antes para que todo esté listo ante el notario. Y al igual que ocurre con cualquier otro tipo de divorcio, no será necesario indicar los motivos que han dado lugar al mismo.

¿Qué documentación es necesario presentar para este tipo de divorcios?

Por otro lado, y a pesar de que sea un sistema rápido para conseguir un divorcio, también será necesario aportar una serie de documentos para poder tramitar el mismo como ocurre en este tipo de trámites.

Por ejemplo, en el caso de la Comunidad de Madrid (cabe recordar que la documentación puede variar en función de las Comunidades Autónomas), si queremos realizar un divorcio notarial será fundamental que presentemos los siguientes documentos: el DNI de ambos cónyuges así como el libro de familia, la escritura de capitulaciones matrimoniales (en caso de que exista y de que el matrimonio haya estipulado algún régimen económico matrimonial diferente al régimen supletorio legal) así como la información económica relacionada con los bienes gananciales de la sociedad (en el caso de que haya una liquidación de la sociedad económica matrimonial).

No obstante, si tenemos alguna duda sobre qué documentos tenemos que aportar, sobre las particularidades que rodean a nuestro divorcio o bien si nos quedan dudas sobre si podemos tramitar un divorcio notarial o no, lo ideal será que acudamos a un buen abogado. De hecho, cada vez son más los gabinetes de abogados especializados en este tipo de demandas, como Z Abogados Madrid, un despacho de abogados formado por un equipo multidisciplinar con el que tendremos la seguridad de que estaremos atendidos y representados en todo momento por un abogado profesional.

Al fin y al cabo, y por sencillo que puedan parecer, como hemos mencionado al principio un simple trámite judicial puede complicarse en cualquier momento (simplemente si no sabemos qué documentación tenemos que entregar, por ejemplo) por lo que si queremos que todo salga bien a la primera, deberemos contar con los mejores profesionales.

¡Compártelo en tus Redes!