La millonaria donación de Bill Gates que permitirá crear el “mosquito amable” para acabar con la malaria

La millonaria donación de Bill Gates que permitirá crear el mosquito amable para acabar con la malaria

La noticia, que se difundió recientemente desde la fundación de Gates, es que donará más de 4 millones de dólares para un experimento científico que podría erradicar para siempre la malaria. Se trata de la creación de un nuevo mosquito que se llamaría el mosquito amable”. Ha sido bautizado así porque tiene una tarea muy cordial hacia la humanidad: asesinar a su especie a través del sexo.

La encargada de este experimento será la empresa de ingeniería genética británica Oxitec. El dinero que recibirán por parte de la fundación de Gates servirá para fabricar mosquitos machos que, al aparearse con las hembras portadoras de la malaria, le pasarán este virus a las crías.

El gen limitante con el que serán criados los mosquitos matará a estas crías antes de que lleguen a la madurez, momento en el cual las hembras comienzan a infectar a los seres humanos con este virus.

La batalla contra el Aedes Aegypti

Anteriormente Oxitec ya había experimentado con mosquitos fabricados de forma genética, pero para luchar contra la especie Aedes aegypti. Gracias a estos “mosquitos amables” se ha reducido la población de Aedes Aegypti en un 90% y se ha ayudado a erradicar la fiebre amarilla, el dengue y el Zika en lugares como Panamá, Brasil y las Islas Caimán.

La batalla contra el Aedes Aegypti
Un técnico de Oxitec inspecciona larvas de mosquitos Aedes aegypti en Campinas, Brasil. Thomson Reuters

Además de esta empresa, que ahora trabajará con el dinero de Bill Gates, otras compañías de tecnología se han involucrado en la genética para erradicar enfermedades. En 2017, Google infectó mosquitos macho con una bacteria llamada Wolbachia. Gracias a ello impedían que los huevos de las hembras se desarrollaran correctamente tras el apareamiento. Esto se realizó en un barrio de California, Estados Unidos para luchar contra el Zika.

Aunque parece una buena solución, existen grupos ecológicos que se oponen al uso de esta tecnología para erradicar las enfermedades. De acuerdo con sus argumentos, una reducción masiva de la cantidad de mosquitos puede afectar a los ecosistemas frágiles de la Tierra de maneras aún desconocidas. Los científicos han salido al paso asegurando que no matarán a todos los mosquitos, sino que solo erradicarán las enfermedades que estos transmiten.

El biólogo molecular Tony Nolan, del Imperial College London, aseguró: “Si tenemos éxito, las personas ni se enterarán. Habrá una abundancia de mosquitos por allí”.

¡Compártelo en tus Redes!